Aumenta el pesimismo sobre la economía

Considera el 28% de los encuestados que la situación es "mala"
Jorge Oviedo
(0)
8 de abril de 2012  

Los argentinos están cada vez más preocupados tanto por la situación económica actual, a la que evalúan cada vez peor, como por lo que ocurrirá en los próximos seis meses.

Las expectativas económicas volvieron a caer en marzo por quinto mes consecutivo y se encuentran en el nivel más bajo de los últimos 14 meses, en tanto que pese a la permanente actitud oficial de "pelea con el mundo" y cierre de la economía, es levemente mayor la proporción de opiniones que consideran a la globalización como favorable para el país.

Así lo reveló la última medición del Indice General de Expectativas Económicas (IGEE) que realizan la Universidad Católica Argentina (UCA) y TNS-Gallup.

En marzo último, el índice retrocedió 1,1% respecto de febrero y 5,7% respecto de marzo de 2011.

El récord histórico del IGEE se registró en octubre último, en coincidencia con la reelección de Cristina Kirchner, pero desde entonces cayó todos los meses, mientras el Gobierno anunciaba quitas de subsidios y consecuentes aumentos en las facturas de luz y gas, el "corralito verde", que restringe la compra de moneda extranjera y las trabas y hasta prohibiciones para importar.

Desde el récord de octubre, las expectativas cayeron 11 por ciento. Habrá que ver cómo influyen en las próximas mediciones las últimas medidas a favor y en contra de los bolsillos de los ciudadanos, como la postergación del incremento de tarifas de colectivos después de la tragedia de Once, y la prohibición de extraer dólares desde cajeros automáticos en el exterior desde las cuentas argentinas en pesos.

En marzo creció el pesimismo. En octubre, cuando Cristina Kirchner fue reelegida con el 54% de los votos válidos, sólo el 19% de los encuestados decía que la situación económica era "mala o muy mala", pero en marzo último opinaron así casi tres de cada diez entrevistados (28 por ciento).

Casi la mitad (47%) dijo que la situación actual no es "ni buena ni mala", contra el 46% de febrero y el 42% de octubre último. La visión de que la situación actual es "buena o muy buena", que en octubre de 2011 expresaba el 38% de los encuestados, cayó al 29% en febrero y al 23% en marzo.

Respecto del futuro, también hubo un marcado aumento del pesimismo, según la encuesta de la UCA y TNS-Gallup. Quienes en octubre último pensaban que un semestre más tarde las cosas estarían como mínimo igual sumaban el 80%, pero en marzo sólo llegaron al 60 por ciento. El 38% esperaba que las cosas estuvieran mejor y el 42 % creía que todo estaría igual.

Los más optimistas ya habían retrocedido 10 puntos porcentuales en febrero, al llegar al 28%, y se mantuvieron en el mismo nivel en marzo. Los que creían que todo seguiría igual eran el 42% y sumaron la misma proporción en la última medición. Los que pensaban que todo estaría peor eran sólo el 12%, pero casi se duplicaron en marzo, para llegar al 23 por ciento.

Menos empleo

El pesimismo es mayor entre las mujeres, los entrevistados de más edad, entre los universitarios y los estratos sociales más altos, tanto para la evaluación del momento actual como de la futura, según señala el informe.

También empeoró la visión sobre el mercado de trabajo. Los que creen que hay muchos puestos de trabajo cayeron del 36% en octubre al 24% en marzo. Los que opinan que no hay ni muchos ni pocos pasaron del 33 al 36%, mientras los que dicen que hay muy pocos pasaron del 33 al 37 por ciento.

Los que esperan que en los próximos seis meses haya más demanda de trabajo, que en octubre eran el 33%, cayeron al 23%, mientras que pasaron del 49 al 48% los que esperan que todo siga igual. Los que creen que se demandará menos empleados crecieron del 8 al 18 por ciento.

También crecieron a más del doble las expectativas negativas sobre la evolución de los ingresos familiares en los próximos seis meses. Cuando la presidenta Cristina Kirchner fue reelegida, apenas el seis por ciento esperaba reducciones, pero en marzo último esa expectativa llegó al 15% por ciento.

Todavía globalizados

En tanto, pese a las medidas y discursos aislacionistas del Gobierno, todavía el 37% responde que la globalización es beneficiosa para el país, mientras que el 24%considera que ha tenido efectos negativos. En marzo de 2011, esas opiniones cosechaban el 42 y el 33%, respectivamente. El mayor cambio en el período fue la proporción de personas que dicen no tener claro si la globalización es beneficiosa o no para la Argentina, que pasó del 26 al 29 por ciento.

La medición se realizó entre el 16 y el 22 del mes último, con 1016 entrevistas a personas de 18 y más años y con alcance nacional.

Podés bajarte todos los datos que usamos para esta visualización desde Google Documents (ver aquí) y/o Junar (ver aquí)

Equipo LN Data

Nuestros lectores pueden descargar los documentos originales y los procesados en su PC. A partir de los mismos, es posible llegar a nuevas conclusiones particulares, cruzar variables con otras y descubrir, tal vez, otras conclusiones de interés social. Si se animan, no dejen de avisarnos, posteando un comentario o enviándonos un mail a LNdata@lanacion.com.ar

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.