Avance de Pro en la Legislatura

Más de un tercio de las 60 bancas pertenecerá a esta coalición
Ángeles Castro
(0)
25 de octubre de 2005  

Con el correr de las horas y del escrutinio, el macrismo y ARI lograron imponer un legislador porteño más cada uno, en detrimento del socialismo, del radicalismo y del partido de Patricia Bullrich, que -cuando promediaban los cómputos- aparecían como ganadores de dos, una y una banca, respectivamente.

Así, las fuerzas políticas lideradas por Mauricio Macri y por Elisa Carrió terminaron de consolidar las hegemonías que, sumado el kirchnerismo, dominarán la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires a partir del 10 de diciembre próximo.

El macrismo y sus aliados de Pro terminaron obteniendo 13 de las 30 bancas disputadas. ARI ganó ocho escaños y el Frente para la Victoria incorporó siete. El Partido Socialista, que en principio parecía tener votos necesarios para respaldar a dos candidatos, finalmente -y sistema D´Hont mediante- tuvo que conformarse con sólo llevar a la Legislatura a Verónica Gómez, que encabezaba la lista.

Sin embargo, al cierre de esta edición, los socialistas todavía guardaban la esperanza de reunir en esas 37 mesas la diferencia de aproximadamente 900 votos que separaba al segundo candidato del PS, Luis Véspoli, del número 13 de Pro en la pelea por el puesto 30 y robar un escaño al macrismo.

También el espacio liderado por Luis Zamora depositará un delegado en el Poder Legislativo local.

Caídos del mapa

Junto con el segundo socialista, quedaron en el camino las bancas que, por un momento y hasta tanto ingresaron más votos escrutados, ocuparon virtualmente el bullrichista Fernando Caeiro y la radical Silvia Collin.

Ambos sucumbieron y fueron desplazados por el crecimiento electoral del macrismo y de ARI hacia el final del escrutinio. Anoche, habían sido escrutadas 5913 mesas de las 5950 que hubo en la Capital, es decir, el 99,38 por ciento. Y, como piezas de un rompecabezas, iban encajando los ganadores en el mapa de la nueva Legislatura porteña. De los 60 diputados, el macrismo y el lopezmurphysmo concentrarán 22 bancas, más de un tercio del total.

El kirchnerismo será la segunda fuerza, con 13 legisladores, y ARI, la tercera, con 10.

Si bien los discípulos de Macri arrasaron en los comicios de anteayer y se aseguraron un cupo similar al obtenido en diciembre de 2003 -luego los bloques perdieron integrantes, que pasaron a otros partidos-, en proporción fue ARI el que más creció desde su conformación actual a la que ostentará en el período legislativo 2006.

De los 15 cargos restantes, seis quedaron en manos de la izquierda; tres, del ibarrismo y sus aliados; dos, del radicalismo; dos, del socialismo, y dos, de los monobloques de María Eugenia Estenssoro y Mirta Onega.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.