Avanza el proceso de las postulaciones a la unidad antilavado

Los designados Federici y Talerico suman más de 200 avales y 25 objeciones
Hugo Alconada Mon
(0)
9 de enero de 2016  

El proceso para designar a las nuevas autoridades de la unidad antilavado (UIF) avanzó otro paso. Cuando falta sólo una semana para que venza el plazo de presentación, el Ministerio de Justicia recibió ya más de 200 notas de personas y entidades que apoyan a los candidatos a reemplazar a José Sbattella y otras 25 que los objetan, según datos oficiales de esa cartera.

El plazo para apoyar u observar las postulaciones de Mariano Federici, ex abogado senior del Fondo Monetario Internacional (FMI), y de María Eugenia Talerico, una de las fundadoras de la agrupación Será Justicia, vence el viernes. Tres días después, el 18, se celebrará la audiencia pública para evaluar sus antecedentes, dar voz a quienes deseen aportar información adicional y para que los candidatos expongan sus visiones y defensas. A partir de allí, el ministro de Justicia, Germán Garavano, deberá elevar un informe a Mauricio Macri para que, si superan las observaciones, los designe al frente de la UIF.

Hasta ahora, el Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica (Cipce) presentó la impugnación más fuerte. Alertó sobre un potencial "conflicto de interés" que calificó de "alevoso y grosero" debido a los antecedentes laborales que les adjudicó a Federici y Talerico. "Con las nuevas autoridades que se proponen, la UIF pasará a ser manejada por un equipo de personas que hasta ahora se han desempeñado como defensores de personas y empresas investigadas por lavado de activos", estimó.

En el caso de Talerico, el Cipce la caracterizó como "abogada defensora del banco HSBC", en tanto que objetó la labor de Federici como "asesor externo" de la Fundación de Investigaciones en Inteligencia Financiera (Finint) -que preside el ex representante argentino ante el GAFI, Juan Félix Marteau-, a la que le endilgan "agrupar al conjunto de profesionales que junto con Marteau se dedican a brindar asesoramiento a personas y empresas investigadas por lavado". Entre otras, el JP Morgan, el banco Masventas o el Grupo Clarín.

Otras objeciones siguieron la línea del Cipce. Entre otras, la que presentó el diputado por el Frente para la Victoria Martín Doñate (Río Negro), que parafraseó un título de Página 12 -"Los zorros desembarcan en el gallinero"-, publicada el 17 de diciembre.

Tanto Federici -que recibió 104 adhesiones, incluida la del actual presidente del Grupo Egmont, la red que agrupa a todas las unidades antilavado del mundo, y 11 impugnaciones-, como Talerico -100 y 14 notas, respectivamente- consideran "injustas" las objeciones. Federici indicó que su relación con Finint fue participar en un posgrado en la UBA. "No tengo vínculo laboral alguno con el estudio de Marteau, ni tampoco tengo clientes propios como abogado desde 2005", indicó.

Talerico sostuvo que nunca fue apoderada del HSBC ni lo defendió ante la Justicia, sino que intervino en "sumarios en trámite ante la UIF" en defensa de un oficial de cumplimiento de ese banco y por "infracciones al régimen de información", no por lavado. Pero llevó su respuesta más lejos. Radicó una denuncia penal por violación de secretos, que recibió la jueza María Servini de Cubría, por considerar que desde la UIF filtraron información confidencial, pero tergiversada, para perjudicarla.

Supuesto referente detrás de los postulantes a la UIF, Marteau también rechazó las "difamaciones", como las definió: "Nuestro estudio no atiende a lavadores, ni narcos, ni a corruptos, sino que asesoramos y defendemos a empresas atacadas por el anterior gobierno kirchnerista", planteó.

El contrapunto está lejos de concluir. La audiencia del 18 se avizora caliente. Federici y Talerico expondrán sus proyectos y se defenderán de las críticas. Y con la firma de su director ejecutivo, Agustín Carrara, el Cipce ya pidió el micrófono.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.