Avanza la postergación del voto electrónico

La Defensoría porteña recomendó posponer para julio la puesta en marcha del sistema
Jaime Rosemberg
(0)
25 de febrero de 2015  

Exigido por los tiempos electorales, el macrismo avanza con su decisión de postergar la aplicación de la boleta única electrónica en las internas porteñas previstas para el próximo 26 de abril.

El vicepresidente de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, recibió ayer de manos del defensor del pueblo porteño, Alejandro Amor, un informe en el que le sugiere que postergue la aplicación del nuevo sistema. Afirma que "el cambio planificado, debidamente experimentado y/o gradual, permite avanzar concentrando esfuerzos", lo cual en otras palabras confirma la inviabilidad de la aplicación del sistema en tan poco tiempo.

También resalta la necesidad de la "capacitación", sobre todo de los mayores de 50 años no familiarizados con la tecnología, y del consenso con otras fuerzas para que el proceso termine de la mejor manera. "El proceso contempla etapas que han sido muy cortas, sobre todo tomando en cuenta que éste es un verdadero cambio cultural", dijo a LA NACION el defensor, militante del kirchnerismo, en diálogo con este diario.

Con las recomendaciones en la mano, Ritondo se reunió ayer con las distintas fuerzas políticas porteñas, con la intención de consensuar un proyecto de ley que contemple los cambios solicitados.

Tiene poco tiempo: el sábado 7 de marzo cierra el plazo para la inscripción de los candidatos a jefe de gobierno, y la intención es tener definido el sistema de votación antes de esa fecha. Ayer, la vicejefa de gobierno, María Eugenia Vidal, reconoció que "se está estudiando la manera más adecuada para llegar a las PASO, quizás se aplique en algunas comunas como prueba piloto", sostuvo.

Fuentes del gobierno porteño estimaron que el jueves 5 la Legislatura votaría "por consenso" la nueva norma, que entre otros cambios postergaría la aplicación de la boleta única electrónica hasta la primera vuelta porteña, el 5 de julio.

Polémicas

La aplicación de la boleta única electrónica fue apoyada por amplia mayoría en la Legislatura porteña, pero también estuvo envuelta en algunas polémicas desde el lanzamiento del proyecto, hace un año y medio. Lanzado de manera conjunta por el Ministerio de Gobierno y la Jefatura de Gabinete, la adjudicación de la implementación del sistema a la empresa MSA provocó quejas de las empresas competidoras que quedaron fuera de un negocio de más de $ 200 millones.

A poco de reglamentar el proyecto, la UCR porteña y su candidato Martín Lousteau impugnaron en la Justicia el sistema de "doble pantalla" que se pensaba poner en práctica. Aducían que la aparición de la lista de partidos antes que la de los candidatos beneficiaba a las agrupaciones ya instaladas, como Pro y el kirchnerismo.

Así las cosas, el ministro de Justicia, Guillermo Montenegro, tuvo que reconocer, la semana pasada, que "no dan los tiempos" para entrenar a los capacitadores, que a su vez tendrán la responsabilidad de orientar a los votantes.

Allí surgió la idea de aceptar las recomendaciones de la Defensoría y el Tribunal Superior de Justicia porteño, y posponer la aplicación de la boleta única electrónica, al menos por dos meses.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.