Avanza uno de los juicios contra Oyarbide

Esta semana propondrán en el Consejo de la Magistratura su suspensión y sanción por el caso del lujoso anillo que exhibía; el juez arrastra además otras siete causas, la última de las cuales tiene que ver con su actuación en la investigación de la mafia de los medicamentos
Hernán Cappiello
(0)
7 de septiembre de 2014  

La nueva denuncia que recibió el juez federal Norberto Oyarbide por sobreseer a los recaudadores de fondos de la campaña electoral kirchnerista de 2007 sirvió de impulso para que se reactivaran otros casos en su contra que esta semana serán tratados por el Consejo de la Magistratura.

El senador radical Mario Cimadevilla, consejero de la oposición, trabaja este fin de semana en un dictamen en el que propondrá su suspensión y sanción por no poder justificar la adquisición de un costoso anillo, que exhibió en tribunales ante sus pares y empleados.

"Este fin de semana voy a concluir uno de los sumarios que me asignaron, que es el del anillo. El juez ya hizo su descargo y acumulamos pruebas para tener una definición y poner ese dictamen a consideración de la Comisión de Disciplina y Acusación", dijo el senador a LA NACION.

La comisión, integrada por nueve miembros, en la que cinco votan en sintonía con el kirchnerismo, deberá votar el dictamen de Cimadevilla, que se descarta que será para proponer una sanción al juez. Si ese dictamen es aprobado debe tratarlo el pleno del cuerpo, donde ni opositores ni kirchneristas cuentan con los dos tercios de los votos para remover al magistrado o suspenderlo.

Oyarbide sorprendió a sus colegas cuando en 2012 exhibió un anillo que, según les dijo, era de brillantes y lo había adquirido en 250.000 dólares. Cuando la Justicia comenzó a investigar al juez por esos bienes, Oyarbide dijo que en realidad era una fantasía, que lo tenía en consignación por cuenta de un joyero de Punta del Este. El juez federal Sergio Torres investiga el caso por supuesto enriquecimiento ilícito.

Otro juez penal económico, Alejandro Catania, que investigaba el ingreso al país del anillo sin declarar, sobreseyó a Oyarbide al entender que no hubo delito de contrabando por el valor de la joya, menor al que se creía.

Ahora el Consejo de la Magistratura analizará el caso. En principio complicaría al juez si se determina que se trata de una consignación, porque es un acto de comercio que les está vedado a los jueces.

Por otro lado, un peritaje reveló que la piedra pudo haber sido cambiada porque su engarce tiene algunos indicios de que pudo haber sido manipulado, y además se busca determinar si el juez pudo justificar la tenencia de la alhaja y su utilización.

Esta denuncia se suma a otras siete que complican al juez. La más reciente es la de los jueces de la Sala II de la Cámara Federal, que lo denunciaron porque sobreseyó a los recaudadores de la campaña kirchnerista de 2007, Héctor Capaccioli, Hernán Diez y Sebastián Gramajo, cuando no tenía la causa en sus manos.

A ese caso se suman denuncias por haber frenado un allanamiento a una financiera investigada por lavado de dinero luego de recibir un llamado de Carlos Liuzzi, el segundo de Carlos Zannini en la Secretaría Legal y Técnica.

También tiene denuncias abiertas por su actuación en la causa contra los hermanos Sergio y Pablo Schoklender por los fondos de las Madres de Plaza de Mayo y por el expediente de presunto lavado de dinero en pases de jugadores de fútbol.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.