“Avisamos que iba a haber represión”

Dijo que el Gobierno les advirtió lo que iba a pasar y lo transmitió al Bloque Piquetero, que lo desoyó
Dijo que el Gobierno les advirtió lo que iba a pasar y lo transmitió al Bloque Piquetero, que lo desoyó
(0)
27 de junio de 2002  

El líder piquetero Luis D’Elía, políticamente enfrentado a los grupos que integran el Bloque Piquetero, dijo a LA NACION que su organización advirtió anteayer a esos grupos que el Gobierno les había hecho saber que se había tomado la decisión de reprimirlos severamente.

Pese a la advertencia, aseguró D’Elía, ellos decidieron enfrentar la represión. Fue por eso, dijo, que, a diferencia de otras veces, no llevaron niños con ellos.

“Les avisamos a los muchachos, porque teníamos ruido de adentro de que iba a haber represión y que iba a ser muy dura. (Pero) hay muchachos ahí adentro (del Bloque Piquetero) que tienen otra visión de la cosa. Sabían que iba a haber problemas y su objetivo político era terminar en la plaza pidiendo la destitución de Duhalde. Primó eso”, dijo D’Elía.

-¿Información ‘de adentro’ quiere decir de adentro del Gobierno?

-Sí.

Un asesor de D’Elía precisó que la advertencia fue hecha a “un dirigente sindical relacionado con el Partido Comunista”, al que confiaron quién les había avisado lo que iba a ocurrir.

Los voceros del Bloque Piquetero consultados por LA NACION no confirmaron la comunicación de D’Elía, pero admitieron que sabían que iba a haber represión. Raúl Castells, líder del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados, dijo, a través de su esposa Nina, que “es mentira” que D’Elía les haya avisado: “Nosotros lo sabíamos oficialmente por el gobierno nacional, que lo viene diciendo desde la semana pasada”.

Nicolás Lista, de la Coordinadora Aníbal Verón, dijo desconocer cualquier comunicación de D’Elía -con quien “tenemos diferencias muy duras”- pero admitió que “sabíamos que iba a ser una represión muy dura”.

D’Elía, dirigente de la organización Federación Tierra y Vivienda, que integra la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), está aliado, en el universo de los piqueteros, con la agrupación que lidera Juan Carlos Alderete, de la Corriente Clasista y Combativa (CCC). Mantienen abierto el diálogo con el Gobierno, que los reconoció institucionalmente como representantes de los desocupados, pero tienen una posición crítica sobre cómo se implementan los planes sociales para desocupados.

El Bloque Piquetero está integrado por organizaciones políticas de izquierda con una visión mucho más radical, que niegan cualquier posibilidad de diálogo con el Gobierno.

D’Elía aseguró que una semana antes del fatídico 20 de diciembre último, que desembocó en la renuncia del presidente De la Rúa, él y Alderete fueron advertidos de que algo semejante a lo de ayer podía pasarles y decidieron evitar toda posibiidad de violencia. “Nos hicieron el mismo juego y no cortamos (las calles). Marchamos, preservando a nuestra gente”, dijo.

Enfatizó que condena la represión policial y dijo que hoy participará de la jornada de paro convocado por la CTA.

Autoritarismo

D’Elía sostiene que hay grupos que propician una “salida autoritaria” a la crisis, de la que el propio Duhalde sería partícipe. Hace tiempo que sostiene que, si Duhalde se ve “acorralado” por la crisis económica y las luchas internas del PJ, alentará una situación de caos social. Cree que ese momento ha llegado, porque da por descontado el fracaso de la actual misión del ministro de Economía, Roberto Lavagna, ante el FMI.

“Son sectores que quieren justificar el autoritarismo, la represión, para llevarnos a más derecha económica, a la dolarización. Es decir, a (Carlos) Menem”, agregó.

Pero, preguntó LA NACION, ¿le parece posible que Duhalde haya decidido favorecer a Menem, su adversario, en contra de sus propios intereses? “No olvides que esto sucede dos días después de la reunión Menem-Duhalde”, contestó. Se refería al encuentro del lunes en La Rioja, en la que el ex presidente y el actual apenas se dieron la mano.

Afirmaciones

Luis D’Elía / FTV-CTA

Advertencia. “Avisamos a los muchachos (del Bloque Piquetero), porque teníamos ruido de adentro (del Gobierno) de que iba a haber represión y que iba a ser muy dura. Hay muchachos ahí adentro que tienen otra visión de la cosa. Sabían que iba a haber problemas y el objetivo político era terminar en la plaza pidiendo la destitución de Duhalde. Primó eso”.

Advertidos. Los voceros de organizaciones que integran el Bloque Piquetero dijeron a LA NACION que sabían que la policía había decidido reprimir el corte del puente pero no por la comunicación de D’Elía, con quien están enfrentados políticamente, sino porque funcionarios del Gobierno lo habían sugerido públicamente en la última semana.

Autoritarismo. D’Elía cree que los episodios de ayer benefician a sectores que propician una salida autoritaria. “Hay sectores que quieren justificar el autoritarismo y la represión para llevarnos a más derecha económica, es decir, a Menem”, dijo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.