Bajo amenaza de tomar las calles, piqueteros K convocan al diálogo