Bancos sin saco y sin corbata

Abrieron sólo para evacuar consultas y abrir cuentas, pero siguen las dudas
(0)
9 de diciembre de 2001  

Levantarse temprano y continuar haciendo largas colas fue el plan inusual de varios de los porteños que se aglomeraron ayer a la mañana frente a las puertas de los bancos para intentar abrir una caja de ahorros o simplemente para hacer consultas.

Por primera vez en varios años, y luego de una semana plagada de incertidumbre, la mayoría de los bancos decidió abrir sus puertas en el horario habitual de atención al público.

"Estoy abriendo cuentas en diferentes bancos. Ya lo hice en el Boston, en el Francés y en el Ciudad. Ayer perdí todo el día, pero no me importa. Quiero poder transferir toda la plata de mi plazo fijo a otras cuentas y así poder tener efectivo. Realmente lo que han hecho es una aberración, una falta de respeto", aseguró Marta, que prefirió reservar su apellido.

Cerca de las 10 el panorama era bastante desolador: bancos abiertos, pero pocos clientes. Sin embargo, hacia las once hubo un cambio radical. Desde ese momento empezaron a verse extensas filas tanto dentro como fuera de las entidades.

"Durante la semana fue imposible hacer este trámite. Se perdía demasiado tiempo y yo no cuento con tanto. Decidí sacarla en el Citibank porque tengo tarjetas de crédito del banco y antes tenía cuentas. Igualmente si los rumores que se corren son ciertos, no importa en qué banco tenga la plata porque si cae uno caen todos. Es una cadena sin fin", dijo Emilio Olivieri, mientras esperaba su turno en la entidad situada en la avenida Las Heras y Salguero.

Los bancos de Belgrano, Palermo, Barrio Norte, Recoleta y Colegiales fueron los más elegidos para pedir asesoramiento. En cambio, en la City porteña sólo la entrada de algunos clientes daba la pauta de que la sucursal estaba abierta.

"Hace más de media hora que estoy esperando y todavía falta bastante para que me atiendan. Aunque es sábado vine igual, porque en la semana es imposible ya que trabajo durante todo el día y necesito tener la tarjeta para poder manejarme", aseguró Raquel Lavin.

Los bancos Hipotecario, Credicoop, la Banca Nazionale del Lavoro y las entidades bancarias estatales que permitían realizar extracciones de dinero en efectivo por ventanilla no fueron las más elegidas por los porteños.

En el Banco Nación de la avenida Cabildo y Sucre, del barrio de Belgrano, más de cincuenta personas aguardaban ser atendidas.

A pesar de la buena predisposición de los empleados, las largas horas de espera hacían que el buen trato no alcanzara.

"Quiero abrir una cuenta en el Francés para transferir mi plata del Banco Río. Estoy esperando hace cuarenta minutos, pero no me importa, durante la semana no tengo casi tiempo. Hoy es el único momento en que sé que voy a poder hacer tranquila el trámite", comentó Claudia M.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.