Caso D'Alessio: Baratta será querellante en la causa por espionaje

El exfuncionario y mano derecha de Julio De Vido
El exfuncionario y mano derecha de Julio De Vido Fuente: Archivo - Crédito: Fabián Marelli
Candela Ini
(0)
21 de marzo de 2019  • 11:15

Uno de los principales involucrados en la causa de los cuadernos de las coimas , Roberto Baratta será querellante en la causa conocida como "Caso D'Alessio", donde se encuentra imputado el fiscal que lo investiga, Carlos Stornelli . El exsubsecretario de Control y Coordinación del Ministerio de Planificación, mano derecha de Julio De Vido , fue aceptado por el juez de Dolores , Alejo Ramos Padilla como parte querellante en ese expediente.

"En esta causa Baratta es víctima, no imputado", dijo una de las fuentes judiciales consultadas por LA NACION. En ese expediente el fiscal Stornelli está imputado por presunto espionaje ilegal.

"En atención a la presentación del Sr. Roberto Baratta con el patrocinio letrado del Dr. Víctor Eduardo Hortel, pudiendo resultar particularmente ofendido por los delitos que se investigan en el marco de la presente causa (...) téngaselo por parte querellante", indicó Ramos Padilla.

Cuando se conoció el caso D'Alessio, a raíz de una denuncia formulada por el cuestionado empresario Pedro Etchebest, dirigentes de la Coalición Cívica señalaron que se trataba de una operación montada desde el kirchnerismo contra el fiscal Stornelli. Las diputadas Paula Oliveto y Mariana Zuvic presentaron a la justicia material de escuchas telefónicas entre Roberto Baratta y un exfuncionario kirchnerista, Carlos Zelkovicz, donde, según ellas, planificaban la maniobra contra el fiscal.

Como esas escuchas se desgrabaron cuando debieran haber sido destruídas -porque la intervención telefónica al Penal de Ezeiza estaba autorizada en el marco de una causa judicial que no involucraba a Baratta-, el exfuncionario dijo que fue víctima de escuchas ilegales. Mientras tanto, Stornelli no descartaba que Baratta estuviera detrás de una operación en su contra.

Cambio

En las últimas semanas, Baratta eligió cambiar su estrategia de defensa. Quien era su abogado en la causa de los cuadernos, Juan Pablo Alonso, dejó de representarlo, y ahora contrató a Alejandro Rúa y Graciana Peñafort. La semana pasada, los abogados presentaron un incidente de recusación contra Stornelli en el juzgado de Claudio Bonadio en Comodoro Py.

Para actuar como parte querellante en el expediente que se tramita en Dolores, Baratta contrató a Víctor Hortel, también abogado de Lázaro Báez . Ahora, en otro rol, buscará acusar al fiscal que lo investigó.

Quedó detenido por primera vez en octubre de 2017 en el marco de la causa por presuntas irregularidades en la compra de Gas Licuado, por una orden del juez federal Claudio Bonadio. Cuando la Cámara Federal, a principios del año pasado, dictó su falta de mérito por considerar que la pericia utilizada como prueba fue deficiente, fue excarcelado. El 1 de agosto quedó nuevamente detenido en el marco de la causa de los cuadernos, junto a una decena de empresarios y otros exfuncionarios del gobierno anterior.

Baratta aún sostiene que Oscar Centeno , el chofer que con su puño y letra registró cada uno de los movimientos mediante los cuales se cobró dinero de empresas contratistas durante más de una década, hizo un "relato fantasioso".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.