Bariloche, sin intendente

(0)
25 de enero de 2002  

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- El intendente de Bariloche, Atilio Feudal (Alianza), presentó anoche su renuncia indeclinable al cargo acosado por una crisis política de varios frentes que fue consumiendo su poder.

Para anunciar su dimisión, Feudal emitió un discurso por la pantalla del Canal 6 de televisión local y Radio Nacional Bariloche, en el que responsabilizó del desenlace al Concejo Deliberante y el gremio municipal Soyem.

Uno de los principales problemas políticos de la gestión de Feudal radicó en su propio partido, la UCR, donde el sector oficialista que responde al gobernador Pablo Verani fue minando su basamento político, como lo hizo con el ex intendente de El Bolsón Sergio Wisky, también aliancista.

Un fuerte endeudamiento heredado que aumentó en su gestión, problemas financieros para pagar sueldos y compromisos que pusieron al municipio al borde del default, y el hostigamiento permanente del Soyem, fueron algunos de los condimentos que lo empujaron a renunciar.

"El que renuncia es alguien que ama a Bariloche" dijo en su mensaje, y se comprometió a ayudar a su sucesor. Aceptó haber "cometido errores" y reclamó una autocrítica de los demás sectores políticos.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.