Becerra no quiere hablar de la SIDE

Perfil distinto del de Santibañes
(0)
30 de octubre de 2000  

CORDOBA.- "Quiero marcar un perfil totalmente distinto a mi gestión y precisamente por eso no voy a realizar ningún tipo de declaraciones", dijo el flamante titular de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), al salir de una reunión partidaria del radicalismo cordobés que se realizó anteayer en Villa Carlos Paz.

"La seguridad del Estado es una cuestión muy importante que lo involucra tanto a usted como a todos los ciudadanos y sobre lo cual no se puede andar haciendo declaraciones", le respondió el jefe de los espías a un periodista del matutino local La Voz del Interior que pretendía conversar con él.

El silencio de Becerra implica un importante cambio respecto del perfil que tuvo su antecesor en el cargo, Fernando de Santibañes, más propenso a la alta exposición pública.

Santibañes renunció a su cargo en medio de las sospechas por los supuestos sobornos pagados en el Senado para aprobar la reforma laboral. También se enfrentó públicamente con el ex vicepresidente Carlos Alvarez.

Pese a su intención de no hacer declaraciones públicas, Becerra habló como un político más en la cumbre partidaria de la Unión Cívica Radical.

Defensa de la Alianza

El jefe de la SIDE defendió con vehemencia el gobierno de la Alianza y criticó genéricamente a sectores de la oposición por pretender hacer "casi terminal" la crisis que se desató por la renuncia de Alvarez.

"La fortaleza del Gobierno y de la Alianza es que superó la crisis con un debate racional, pese a lo que dicen algunas revistas y diarios", cuestionó el funcionario.

Las últimas semanas de Becerra fueron ajetreadas. Asumió al inicio de la gestión de Fernando de la Rúa como viceministro del Interior y luego reemplazó a Alberto Flamarique en la Secretaría General de la Presidencia. De ahí pasó, renuncia de Santibañes mediante, a encabezar la SIDE.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.