Bello denunció una maniobra de ex directivos de la Sigen

Dijo, además, que los contratos con las agencias de publicidad fueron legales
Dijo, además, que los contratos con las agencias de publicidad fueron legales
(0)
26 de agosto de 2000  

Locuaz y aparentando distensión, la ex secretaria de la Función Pública del menemismo Claudia Bello acusó anoche a ex funcionarios de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) de haber colocado precios que nunca le comunicaron al producto que realizó para difundir los posibles efectos del cambio de milenio en los sistemas informáticos.

Tras ser indagada por presuntas irregularidades en la contratación directa a la agencia publicitaria Lautrec SA, la ex secretaria contó a los periodistas que aportó "muchísimo material" a la jueza federal María Servini de Cubría.

Según la imputación del fiscal federal Carlos Stornelli, Bello habría cobrado un sobreprecio de dos millones de pesos en las contrataciones que realizó sin licitación por casi 9 millones de pesos, destinadas a una campaña para prevenir la crisis informática por el cambio de año en las computadoras (el efecto Y2K).

"La contratación se hizo de acuerdo con todas las normas y a precio de mercado", dijo Bello, al ingresar, por la mañana, en los tribunales federales de Comodoro Py.

Durante la extensa indagatoria pronunció un detallado discurso sobre su trayectoria política y luego se avino a responder las preguntas.

Bello aseguró haber pedido un peritaje contable para determinar las variaciones de precio en los servicios de publicidad, que dijo no haber conocido ni autorizado. Subrayó, además, que el actual gobierno continuó con las cuotas por los servicios contratados: "Si nadie interrumpió sus pagos fue porque los pagos eran correctos".

Bello también tenía el cargo de titular del directorio del Instituto Nacional de la Administración Pública (INAP). La causa se originó en una denuncia de la Oficina Anticorrupción, y en ella se encuentran acusados ex integrantes del INAP y de agencias de publicidad.

Los principales contratos para la campaña publicitaria fueron adjudicados a la empresa Lautrec Publicidad por un monto de 6.997.406 pesos por 200.000 cajas y 800.000 sobres, entre otros elementos. Sin embargo, la Sigen calculó para esa contratación un valor de 4.965.000 pesos.

La denuncia de la Oficina Anticorrupción sostiene, además, que la contratación se efectuó sin que se requiriera un "precio testigo" a la Sigen. Bello ha sostenido que ese precio se solicitó, pero llegó tarde.

En la misma investigación ya fue indagado el empresario Luis Solimei, quien habría admitido la existencia de 2,3 millones de pesos en cheques entregados por Lautrec, aunque negó que ese dinero fuera para Bello.

Según Solimei, Lautrec le entregaba los cheques a un tal Pablo, pero no precisó su apellido. Bello dijo que no conocía a Solimei.

"Son cosas diferentes"

"Son cosas diferentes", respondió ayer Claudia Bello cuando, al entrar en los tribunales federales de Comodoro Py 2002, los periodistas le preguntaron si su caso es similar a los de María Julia Alsogaray y Víctor Alderete, también dos ex funcionarios menemistas ya procesados. Bello siempre procuró diferenciarse de Alsogaray.

Su arribo a los tribunales en compañía de su abogado defensor Mauricio Núñez terminó por derrumbar las versiones que señalaban que el mismo Carlos Menem asumiría su defensa. Si bien en el interrogatorio pareció tranquila, una fuente de la causa interpretó que la placidez escondía cierta dosis de temor.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.