Bergman se mantiene en el primer puesto pero aventaja por poco a Carrió

El rabino aumentó levemente la distancia que lo separaba de la candidata a diputada de UNEN; Cabandié, el que menos creció
(0)
19 de octubre de 2013  

Cuando sólo faltan ocho días para las elecciones legislativas que cambiarán el mapa político del país, el candidato a diputado Sergio Bergman (Pro) continúa liderando la intención de voto en la ciudad de Buenos Aires, con un porcentaje de 33,9 por ciento.

Bergman muestra sólo un leve crecimiento de más de un punto en relación con la última medición, realizada a comienzos de octubre, pero exhibe una importante mejora con respecto al resultado que consiguió en las internas abiertas de agosto, cuando cosechó el 27,5% de los votos.

Otro resultado positivo para el postulante de Pro es que, si bien la diferencia sigue siendo estrecha, el rabino casi duplicó la distancia con su principal perseguidora, Elisa Carrió (UNEN), que muestra una proyección de voto de 29,7 por ciento. La distancia pasó de 2,4 puntos a 4,2 en el último tramo de la campaña electoral.

"Aparece una diferencia más importante", confirmó el director de Poliarquía Fabián Perechodnik, al explicar la mayor diferencia. "Bergman recoge el apoyo de la figura y la gestión de Mauricio Macri , que era algo que aún no había conseguido hacer después de la fuerte impronta que logró consolidar UNEN tras las internas. Pero, a medida que se acercan las elecciones, esos números se ajustan."

Carrió mejoró sustancialmente sus números desde las PASO, en las que había alcanzado el 17,2% de votos (vale aclarar que UNEN fue el único espacio político porteño que presentó diferentes listas para que el electorado ordenara las candidaturas). Sin embargo, el espacio político de centroizquierda, que había superado en el total de votos a Pro, parece no haber podido evitar la fuerte fuga de sus votantes hacia las listas del oficialismo porteño.

En tercer lugar, aparece el candidato del Frente para la Victoria (FPV), Juan Cabandié , con una proyección de voto de 21,6 por ciento. El joven dirigente de La Cámpora no parece haber sufrido un duro impacto electoral luego del escándalo político en el que se vio involucrado esta semana, tras la aparición del video en el que aparece maltratando a una inspectora de tránsito en Lomas de Zamora. De acuerdo con la comparación con los datos que se manejaban a comienzos de este mes, Cabandié muestra una leve suba de un punto en su intención de voto.

Sin embargo, de los primeros tres candidatos es el que menos creció desde la encuesta que publicó LA NACION a comienzos de este mes, lo que no le permitió recortar la distancia de ocho puntos que lo separaba con Carrió. Cabandié tampoco logró un despegue importante en comparación con los números que consiguió en las primarias del 11 de agosto pasado, cuando fue votado por 19% de los porteños.

"Me parece razonable. Tiene el voto duro y, un piso y techo casi igual. Después del escándalo era difícil que pudiera perforar ese techo y ganar votos por el afuera del voto kirchnerista", explicó Perechodnik.

Los datos forman parte de la encuesta que la consultora Poliarquía elaboró para LA NACION y que reflejan la puja entre los diferentes partidos por 13 bancas a diputados. El tamaño de la muestra fue de 2000 casos en la ciudad de Buenos Aires y tiene un error estadístico de +/- 2,23% para un nivel de confianza del 95 por ciento.

Una de las grandes sorpresas de la encuesta fue el crecimiento que muestra el Frente de Izquierda, liderado por Jorge Altamira , que expandió su proyección de voto de un 5,3 a un 6,7% y rompió así el empate técnico que mantenía con el candidato de Autodeterminación y Libertad, Luis Zamora, que en esta medición bajó una décima para quedar estancado en un 4,9 por ciento.

Cómo son los votantes

En cuanto a la diferenciación por sexo y edad, a Bergman parecen preferirlo las mujeres (37,4%) y los mayores (42%). Carrió, en tanto, es elegida por igual entre hombres y mujeres, mientras que el rango etáreo de sus votantes ronda los 29,7 años. Tampoco Cabandié muestra una gran disparidad de género entre quienes lo eligen, aunque sus votantes están entre la población más joven de la ciudad de Buenos Aires (en promedio, tienen 21 años).

Por otro lado, las referencias por educación y zona en la encuesta de Poliarquía muestran que aquellos que prefieren al candidato de Pro son, en su mayoría, los que menos instrucción tienen. En un 41,5% lo eligen los que tienen sólo educación primaria entre sus estudios. En cuanto a la distribución geográfica, su voto es parejo en toda la ciudad.

Carrió es elegida principalmente entre aquellos porteños que viven en la zona norte, mientras que Cabandié se destaca entre los que viven en las regiones sur y centro del distrito. En ambos casos, sus mayores aportes de votos se concentran entre aquellos que tienen un nivel de instrucción de título terciario o universitario, según el relevamiento.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.