Inseguridad. Berni admitió que hay "violencia generalizada", pero objetó a la Iglesia