Bielsa ratificó la política oficial de contener protestas