Bielsa: un cambio progresivo en la Corte

El juicio no fue una buena experiencia
(0)
11 de mayo de 2003  

Rafael Bielsa asegura que Néstor Kirchner no le propuso, ni le insinuó, ni le sugirió que será su ministro de Justicia si llega a la presidencia. Pero al referente en materia de justicia del gobernador de Santa Cruz le encantaría ocupar el puesto que aspiraba a tener cuando ganó la Alianza. Entonces no pudo ser. Ahora quizá tenga revancha.

-¿Cuál es su relación con Kirchner?

-Concretamente en materia de Justicia y Seguridad, he hablado muchas veces con él, he presentado documentos y muchos de ellos han sido luego girados a sus equipos técnicos, porque la mayoría de esas ideas están plasmadas en el plan de acción de gobierno de Kirchner.

-De ser ministro, ¿propondría algún cambio en la Corte?

-Con respecto a la Corte Suprema, creo en una relación de comunicación sin cohabitación. En toda la maquinaria de remoción de un juez de la Corte, el Poder Ejecutivo no tiene nada que hacer; la acusación es un resorte de una de las cámaras del Congreso y el juicio, de la otra.

Tampoco me parece bien como Gobierno confrontar públicamente en función del contenido de los fallos: no puede ser que cuando la Justicia nos favorezca sea considerada correcta y cuando nos perjudique sea menemista o adicta.

-¿Qué opina del juicio político a todos los miembros de la Corte Suprema, que Kirchner impulsó?

-Esa fue una experiencia negativa que tenemos que tener presente. Ahí hubo un error, para mí no es lo mismo un juez de la Corte que tiene sobre sus espaldas 80 cargos que uno que tiene siete. Esa estrategia llevó a que el dictamen de comisión no fuese aprobado como acusación formal de Diputados y ocasionó otro efecto negativo, que fue que la Corte perdiera a uno de sus jueces más prestigiosos.

-¿Entonces no impulsará remociones en la Corte aunque la sociedad lo reclame?

-El gobierno de la Alianza fue un gobierno lamentable en muchos aspectos, me hago cargo de haber formado parte de él como síndico general de la Nación, pero, objetivamente, si uno toma la década del 90 y el escándalo que suscitaba la Justicia en la cobertura de los diarios y uno toma los dos años del gobierno de la Alianza, se advierte a simple vista que algo distinto ocurrió. Durante el gobierno de la Alianza Horacio Verbitsky nunca habría podido escribir "Hacer la Corte", que sí pudo escribir en los diez años anteriores.

Así como fue malo diez años atrás que en cinco minutos 45 segundos se votara la ley de ampliación de miembros de la Corte y los cinco nuevos integrantes, sería igualmente malo intentar institucionalmente hacer lo mismo. Soy partidario de un cambio progresivo del plantel de la Corte. No puede modificarse bruscamente.

-¿Qué opina del nombramiento de Maqueda en la Corte?

-Creo que Maqueda no merecía ser nombrado como lo fue. Me parece una persona muy idónea intelectualmente y, por lo que sé, también es idónea moralmente. Creo que podría haber soportado el escrutinio de las academias de Derecho, de las asociaciones profesionales.

-¿Qué actitud tomaría respecto de los jueces criminales y correccionales federales?

-La misma que con los miembros de la Corte. Información y no cohabitación. Estoy en contra de aquella vieja práctica de echar a los jueces ascendiéndolos, de los encuentros de magistrados con funcionarios del Ejecutivo a comer en restaurantes de moda, aquella estética de los funcionarios y algunos jueces de comprarse trajes en sastrerías de primer nivel.

-¿Qué planea hacer con la Oficina Anticorrupción?

-Creo que es una institución que ha cumplido una tarea importantísima. Ha tenido muchas menos consecuencias judiciales de las que hubieran sido de desear, pero ha trabajado con mucho rigor. Tiene funcionarios extraordinariamente valiosos, reconocidos aquí y en el extranjero. Desde mi punto de vista, es una institución a la hay que fortalecer, dotar de más y mejores medios, y debería coordinar su actividad con la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas (FNIA).

-¿El menemismo propone quitar a la OA la Dirección de Investigaciones y sólo dejar la Dirección de Transparencia?

-Yo no haría eso. Fortalecería a la OA y a la FNIA.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.