Bloquean la creación de una comisión para investigar a Boudou

La UCR lo planteó en la sesión del Senado, pero el kirchnerismo rechazó la idea terminantemente
Gustavo Ybarra
(0)
10 de mayo de 2012  

El bloque kirchnerista del Senado cerro filas ayer en defensa de Amado Boudou y rechazó de plano un pedido de la UCR para crear una comisión bicameral que investigue las denuncias sobre una supuesta conspiración en su contra que el vicepresidente lanzó en respuesta a las acusaciones que lo vinculan con la realización de favores a la imprenta Compañía de Valores Sudamericana (ex Ciccone Calcográfica).

"Tenemos una posición muy clara en este tema: entendemos que mientras esté actuando la Justicia no vamos a avalar ningún tipo de comisión investigadora", sentenció Miguel Pichetto (Río Negro), jefe de la bancada oficialista, para dar por cerrada la discusión.

El debate lo había instalado en el recinto de la Cámara alta el presidente del bloque radical, Luis Naidenoff (Formosa), quien destacó que, en su defensa, Boudou había lanzado fuertes imputaciones, muchas de las cuales afectaron a importantes funcionarios públicos.

"Estamos hablando del vicepresidente de la Nación, que dice que ha sido víctima de un entramado de complicidades desde el propio poder", resaltó Naidenoff, tras lo cual recordó que la defensa pública del vicepresidente provocó la renuncia de Esteban Righi a la Procuración General de la Nación y el apartamiento del juez federal Daniel Rafecas de la causa en la que se investiga el caso Ciccone.

El senador radical subrayó que las denuncias realizadas por Boudou también involucraron en un supuesto pedido de coimas al titular de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi, y a directivos de la empresa Boldt, competidora de Ciccone en el mercado de la impresión de seguridad.

"Si es verdad lo que denunció el vicepresidente sobre que estamos en presencia de mafias y lobbistas que buscan perjudicarlo, estamos hablando de la construcción desde el poder de una operación para deslegitimar a un representante votado por la voluntad popular, y esto es grave", concluyó Naidenoff para justificar la creación de una comisión investigadora.

Respaldo de Pichetto

Sin embargo, Pichetto no sólo rechazó el pedido de la UCR, sino que volvió a ratificar el apoyo que su bloque le había dado a Boudou el día siguiente que el vicepresidente encabezó la conferencia de prensa en el Salón Illia del Senado.

"Queremos manifestarle nuestra confianza en sus palabras, que cuenta con el respaldo de nuestro bloque", afirmó Pichetto.

Más aún, el jefe de la bancada kirchnerista relativizó la trascendencia institucional que a las denuncias de Boudou les había dado Naidenoff. Así, sostuvo que "el procurador general renunció por su propia cuenta, porque nadie le pidió la renuncia", y que Rafecas "ha sido apartado por la Cámara Federal competente".

Al juez también le dedicó un párrafo y lo acusó por el manejo que había realizado de la causa en la que se investiga la intervención de Boudou en el proceso de quiebra y resurrección de Ciccone Calcográfica. "El deber de mesura, de responsabilidad, le cabe al juez; y ni hablar de andar haciendo mensajitos telefónicos, lo que me parece una estupidez soberana", sentenció el senador rionegrino.

El debate se saldó con una votación a mano alzada que terminó con el rechazo del proyecto radical, pero que provocó la risa de los presentes cuando se percataron de que, acostumbrada a votar siempre de manera positiva, la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich (FPV-Tucumán), había levantado la mano y apoyado por error la moción de la UCR.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.