El escenario. Boceto para una interna Massa-Macri