Bogado: "La gente está cansada de Insfrán, que usa a los pobres y está enfermo de poder"

Entrevista a Bogado, candidato a gobernador en Formosa
Entrevista a Bogado, candidato a gobernador en Formosa Fuente: LA NACION
Martín Boerr
(0)
15 de junio de 2019  • 16:17

FORMOSA (Enviado especial).- Como candidato a gobernador del Frente Amplio de Formosa , Adrián Bogado buscará el próximo domingo sacar del poder nada más y nada menos que a Gildo Insfrán , el inoxidable mandatario formoseño.

"Gildo tiene toda su máquina electoral aceitada, pero también es cierto que hay un desgaste muy grande, la gente está cansada y me lo cuenta en cada visita que hacemos", explica Bogado en una extensa entrevista con LA NACION donde dejó en claro que no está "jugando a perder" o presentándose como opositor testimonial.

Algo se rompió entre el hijo de Floro Bogado, el vicegobernador que estuvo desde 1995 acompañando a Insfrán hasta su muerte en diciembre de 2017. Este abogado se define como "peronista republicano y crítico del gobierno de Macri".

"En Formosa no hay una pelea nacional, y si bien yo acordé con Marcos Peña y Rogelio Frigerio mi candidatura por el Frente, no recibimos ayuda de la Casa Rosada", señala Bogado, de 44 años, casado y con dos hijas de 12 y 6 años. Hace mucho tiempo que ninguna figura importante del Gobierno Nacional viene por esta ciudad.

-¿Cómo define al gobierno de Insfrán?

- Formosa es una provincia muy feudal. El poder está concentrado en una sola persona. Todo responde a esa persona, la Justicia, si bien funciona el Consejo de la Magistratura, responde a una persona. El Poder Legislativo, el Defensor del Pueblo. Los cinco miembros del Superior Tribunal, salvo quizás el juez más antiguo (Hang). Todos los intendentes son rehenes de ese esquema. En Formosa se coparticipa nada más que el 10 por ciento de los recursos, cuando en otras provincias es el 19%, la dependencia es muy grande. El intendente de Pirané me apoya, el intendente de Clorinda y el de Formosa capital no pueden, porque los van a castigar.

- ¿Hubo corrupción en Formosa?

-Si, claro. Hubo muchos sobreprecios con la obra pública durante los años del kirchnerismo. Y después está el caso de Old Fund, que está en la Justicia. También sobreprecios en la salud pública. Por ejemplo, el IASEP que es la obra social de los empleados públicos trabaja con empresas de salud que pertenecen a funcionarios del gobierno.

-¿Es difícil controlar que no haya fraude en las elecciones?

-Si, es muy difícil. En las escuelitas de los parajes, todos votan a Gildo. A veces aparecen todos los votos planchaditos, como recién salidos de la imprenta. Es una vergüenza. La policía responde a Insfrán y no controla. Sumando todos los parajes que hay en Formosa son unos 50.000 votos, más del 10 por ciento del padrón (450.000).

-¿Cómo define a Insfrán?

-Es un animal político. Vive para la política y el poder, no tiene un hobbie, está enfermo del poder. Tiene los síntomas del síndrome de Hubris. Está cada vez más intolerante, y acrecienta su pérdida de confianza en sus colaboradores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.