Bolsonaro le dejó un mensaje a Fernández, al pedir una mayor apertura del Mercosur

Fuente: Archivo
En la Cumbre del Mercosur, pidió evitar "retrocesos ideológicos" y revisar el arancel externo común; Macri se mostró en sintonía con su par brasileño; se evitó hablar de Estados Unidos
Marcelo Silva de Sousa
(0)
6 de diciembre de 2019  

RÍO DE JANEIRO.- El presidente Mauricio Macri y su par brasileño, Jair Bolsonaro, convirtieron la Cumbre del Mercosur en una tribuna para enviar a la Argentina un mensaje sobre el futuro del bloque.

En una cumbre sin grandes definiciones, en medio de una impasse por el cambio de autoridades en la Argentina y Uruguay, los presidentes llamaron a continuar con la apertura comercial del bloque, revisar el arancel externo común y a evitar "retrocesos ideológicos" en las relaciones.

Bolsonaro, quien elogió el trabajo de Macri para "modernizar" el Mercosur, le habló elípticamente al presidente electo, Alberto Fernández, ausente en la reunión del bloque que se celebró en Bento Goncalves, una ciudad emplazada en una región vitivinícola del estado de Rio Grande do Sul.

"No podemos perder más tiempo, necesitamos un Mercosur más eficiente, sin aceptar retrocesos ideológicos", dijo Bolsonaro, quien como anfitrión y, además, a cargo de la presidencia pro tempore, abrió los discursos de los jefes de Estado.

Bolsonaro destacó la "renovación del Mercosur" dada por los recientes acuerdos comerciales firmados con la Unión Europea y con los países miembros de la Asociación Europea de Libre Cambio (EFTA).

El presidente ultraderechista instó a los países miembros del bloque a continuar trabajando para incrementar los "flujos globales de comercio e inversión" y a aplicar rápidamente los acuerdos.

Bolsonaro fue rápidamente a uno de los temas que se anticipan más urticantes en la discusión futura con la administración de Fernández: la revisión de la tarifa externa común del bloque. El brasileño manifestó que el Mercosur debe avanzar en la reducción del arancel que cobran los países miembros a otras naciones para comerciar, promoviendo una mayor apertura comercial.

Fuente: AFP

"Las tasaciones excesivas afectan la competitividad y es perjudicial para quien produce. Brasil confía en la apertura comercial como herramienta de desarrollo", dijo.

En su despedida internacional, Macri se llevó elogios de Bolsonaro, quien le reconoció un papel destacado en los recientes acuerdos firmados por el bloque.

"Bom dia... Hasta ahí llegó el portugués", dijo Macri para romper el hielo, y generó risas entre sus pares. El presidente argentino felicitó a su "amigo" Bolsonaro por la organización y los "logros" conseguidos durante su presidencia pro tempore.

Macri sostuvo ayer que el Mercosur "fue una de las grandes apuestas de su gobierno y de los argentinos", al afirmar: "El 70 por ciento de los argentinos creen que una inserción inteligente al mundo nos va a ayudar a desarrollarnos".

En la misma sintonía que el brasileño, Macri destacó que el Mercosur alcanzó "logros concretos en beneficio de la gente y de la producción regional". "Estoy convencido de que no existe futuro para la Argentina ni para ningún país de la región sin una integración inteligente", dijo.

La reunión en Bento Goncalves marcó el traspaso de la presidencia pro tempore del bloque de Brasil a Paraguay. "Los acuerdos con la UE y el EFTA nos brindan una hoja de ruta a partir de la cual podemos progresar, y mejorar nuestra productividad y comercio. Tenemos que insistir en un Mercosur ampliado", pidió Macri.

Además de Macri y Bolsonaro, participaron de la reunión el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez; la vicepresidenta de Uruguay, Lucía Topolansky; los cancilleres de Chile y Bolivia, y otros representantes de países de la región.

Los presidentes y representantes de países miembros del Mercosur firmaron acuerdos de cooperación que contribuirán en la desburocratización del comercio dentro del bloque, pero la discusión sobre el arancel externo quedó postergada hasta el año próximo.

Pese al fuerte énfasis que Bolsonaro y Macri pusieron en sus discursos sobre la cuestión arancelaria, las desavenencias entre los miembros del bloque quedaron manifiestas en el documento final emitido al cierre de la cumbre. El compromiso para revisar la tarifa externa común, una de las principales banderas levantadas por la administración brasileña, se llevó apenas una breve referencia en el documento final. Sin estipular plazos, se plasmó que la revisión del arancel es una "necesidad para alinearse a patrones internacional e impulsar la productividad y competitividad del bloque" además de que favorecerá la integración del Mercosur con otros mercados.

El encuentro entre autoridades argentinas y brasileñas en Bento Goncalves sirvió también para tratar la amenaza lanzada esta semana por el presidente estadounidense, Donald Trump, de restablecer aranceles sobre el acero y el aluminio producidos en la Argentina y en Brasil.

De eso hablaron el miércoles el ministro de Producción, Dante Sica, y Sergio Troyjo, secretario de Comercio Exterior y Asuntos Internacionales brasileño, según dijo a LA NACION un miembro de la comitiva argentina en Brasil.

Los funcionarios coincidieron en que todavía no está claro el alcance de la medida -por ahora, una declaración de intenciones- y esperan poder convencer a los norteamericanos de que ninguno de los dos países devaluó para mejorar la competitividad, sino debido a que "tienen un tipo de cambio fluctuante".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.