Bonadio puso el caso a disposición del fiscal