Bonafini impidió un operativo judicial en la sede de las Madres

La presidenta de la organización se instaló en la sede y se opuso al procedimiento; el juez comercial Cosentino había ordenado un inventario de todos los bienes de la fundación
La presidenta de la organización se instaló en la sede y se opuso al procedimiento; el juez comercial Cosentino había ordenado un inventario de todos los bienes de la fundación Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Paz Rodríguez Niell
(0)
30 de enero de 2018  

La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini , impidió ayer el operativo que había ordenado un juez comercial para inventariar los bienes de la sede de la asociación.

El juez comercial Javier Cosentino, que tiene a su cargo la quiebra de la Fundación Madres de Plaza de Mayo , había habilitado la feria y dispuesto el "inventario sobre la totalidad de los bienes existentes" en el edificio de Hipólito Yrigoyen al 1500, en el barrio de Congreso.

Su orden preveía la posibilidad de que los responsables del operativo entraran por la fuerza si les negaban el paso. "Quedan facultados a requerir el auxilio de la fuerza pública, a allanar domicilios y solicitar los servicios de un cerrajero en caso de resultar necesario", escribió el juez. Sin embargo, sus delegados decidieron no hacerlo.

"No sabemos si van a volver", dijo Bonafini ayer por la tarde, en una conferencia de prensa. "Nos vamos a quedar. Vamos a armar grupos", anunció. Anoche el operativo no se había concretado.

No es la primera vez que Bonafini resiste una orden judicial. En 2016 había sido citada a indagatoria por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi. No fue y se instaló en la sede de las Madres. El juez ordenó su detención, pero finalmente decidió no concretarla y se trasladó él para indagarla. Fue en el marco del fraude con las obras del plan Sueños Compartidos. Bonafini está procesada como "partícipe necesaria" del delito de "defraudación a la administración pública por administración fraudulenta".

En la conferencia de ayer, Bonafini contó que se había enterado anteanoche de la decisión del juez comercial. "Me llamó el abogado y me dijo que iban a hacer una especie de allanamiento", relató. A las 23.30 se instaló en el edificio para esperar. Los enviados del juez llegaron ayer por la mañana y los recibió el abogado de las Madres, Juan Morente. "Les dijo que no los íbamos a dejar entrar porque no estábamos avisados y entonces no era legal", afirmó Bonafini. Ellos labraron un acta y se fueron. Bonafini contó que a las 7.45 habían presentado un escrito en el juzgado contra el operativo.

La Asociación Madres de Plaza de Mayo difundió un video del momento de la llegada de los delegados de la Justicia. "¿No les da vergüenza venir a sacar a las Madres? A mí se me caería la cara", los increpó Bonafini. Según ella, detrás de la orden judicial está el Gobierno. "Están buscando la vuelta para quedarse con este edificio", dijo. "Esto no es de la fundación, es de la asociación". Su argumento es que "ellos" -en referencia al gobierno de Mauricio Macri- "se quieren quedar con todo para destruirlo".La presidenta de Madres dijo que en el edificio hay miles de premios, regalos y un archivo de gran valor histórico. El móvil del Gobierno, de acuerdo con Bonafini, son "los acuerdos que tienen con los militares".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.