Boudou: "No puedo contestar mentiras"

Culpó a la prensa y no dio precisiones
(0)
1 de marzo de 2012  

"Lo que hemos leído en estos días es una mentira, y no puedo contestar mentiras." Con el rostro enrojecido, y ante un auditorio más que favorable, el vicepresidente Amado Boudou habló anoche por primera vez del caso Ciccone, en el que allegados y amigos de él aparecen involucrados en el resurgimiento de la mayor imprenta del país.

Después de tres semanas de silencio, Boudou habló ayer en el programa 6,7,8, de Canal 7. Sin dar precisiones ni responder preguntas específicas sobre el caso, se limitó a calificar como "mentirosas" las publicaciones periodísticas que lo aluden. "No sigo la agenda del Grupo Clarín y de los diarios La Nacion y Perfil", dijo. Una hora más tarde, reiteró el discurso, palabra por palabra, en el programa Con Voz Propia, de A24. "Todo se va a ir conociendo con el tiempo y el avance de la causa judicial. Está bien que se investigue", dijo.

En ninguno de los dos programas le preguntaron por su relación con Alejandro Vanderbroele, su allegado y actual presidente de la ex Ciccone. Boudou se aferró a las críticas a la prensa y le apuntó al jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, a quien acusó de tener "protección" de las empresas periodísticas: "El está procesado por las escuchas a vecinos de la ciudad y nadie dice nada. Y toman un tema que no es nada [por el caso Ciccone] y está todos los días en la tapa de los diarios".

Además de los dichos de Boudou, el caso tuvo ayer otras novedades. Después de 23 días de silencio público, el empresario Guillermo Reinwick, que se presentó como el principal accionista de la ex Ciccone Calcográfica, calificó como "infundios y mentiras" la información que vincula el renacer de la imprenta con Boudou y el Gobierno.

Mediante una solicitada publicada en tres diarios porteños, Reinwick afirmó ser "el controlante del 70% de Compañía de Valores Sudamericana SA" (CVS), como pasó a llamarse la ex Ciccone tras levantar su quiebra. Y negó que Vandenbroele sea "accionista, dueño, [o] controlante de ninguna de las sociedades involucradas" en la operatoria.

Reinwick confirmó, por el contrario, que Vandenbroele es director de CVS, a cargo de la presidencia, y con un rol clave durante los últimos años: proveer "las estructuras jurídicas necesarias para lograr el levantamiento de la quiebra y así poder conseguir el financiamiento necesario".

Cuestión de familia

Casado con María Lorena Ciccone y yerno de Nicolás Ciccone, referente histórico de la imprenta que llevó su nombre durante 60 años, Reinwick se presentó como el controlante de The Old Fund, con la que a su vez posee el 70% de la ex Ciccone, aunque evitó precisar quiénes serían los restantes accionistas en esa sociedad.

Reinwick lamentó, sin embargo, "el brutal manto de sospecha" que se cierne sobre la imprenta y que, dijo, comenzaba a convertirse en "un serio obstáculo para el desarrollo de sus habituales actividades". Pero aclaró que no salió antes a explicar y rebatir la información porque se fue de vacaciones a Uruguay.

El escándalo comenzó el lunes 6 de febrero, cuando la esposa de Vandenbroele, Laura Muñoz, lo señaló como presunto "testaferro" de Boudou para "negocios no tan claros" y blanquear "coimas".

Ayer, no obstante, Reinwick aclaró que no conoce "personalmente a ninguna de las altas autoridades del Gobierno ni a ningún funcionario", sin aludir a ninguno por su nombre. Tampoco explicó, ni abordó, los motivos por los que Vandenbroele y el amigo íntimo de Boudou, José María Núñez Carmona, invocaron al vicepresidente para prometer nuevos negocios para la ex Ciccone ante empresarios, gremialistas y operarios.

Por el contrario, el yerno de Ciccone defendió la labor durante la resurrección de la imprenta de la AFIP, de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), de la "Secretaría del Interior" [sic, en alusión a la Secretaría de Comercio Interior de Guillermo Moreno], el Banco Central, la "Casa de la Moneda [sic], e incluso el Poder Judicial".

Esos organismos públicos, según revelaron La Nacion y otros medios, facilitaron de manera llamativa la nueva gestión de la ex Ciccone, liderada por Vandenbroele.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.