Boudou trata de mostrar que el caso no lo afecta