Brasil no siente riesgos por la situación argentina