Bravo aplaudió el cacerolazo

El dirigente del ARI señaló que parte de la ciudadanía ya intuye que el nuevo gobierno es sólo es un "retoque o maquillaje" y no un cambio profundo como la gente lo "está pidiendo"
(0)
29 de diciembre de 2001  • 11:57

El dirigente del ARI Alfredo Bravo aplaudió hoy el enérgico cacerolazo que se registró en diversos barrios de la Capital Federal y algunos puntos del interior, y señaló que parte de la ciudadanía ya intuye que el nuevo gobierno es sólo es un "retoque o maquillaje" y no un cambio profundo como la gente lo "está pidiendo".

Bravo, quien apelará la decisión de la Cámara Nacional Electoral de proclamar a Gustavo Beliz senador por la capital en su desmedro, advirtió que el presidente Adolfo Rodríguez Saá, a una semana de asumir, ya "tiene muchos cuestionamientos" de parte de los argentinos.

El integrante del ARI atribuyó el cacerolazo de ayer a la reacción de un pueblo que se da cuenta que la "clase dirigente" "se resiste" a entender el reclamo de una mayor transparencia en las políticas de gobierno y de otras instituciones como la Corte Suprema de Justicia.

"También el ex presidente Fernando de la Rúa se negó a interpretar el reclamo popular cuando el 14 de octubre se produjeron las elecciones", recordó.

Bravo afirmó que la ruidosa protesta de ayer, que forzó a Carlos Grosso a presentar su renuncia como jefe de asesores de la Jefatura de Gabinete, le pareció "muy bien" y lo reconfortó.

El veterano político aprovechó para acusar al justicialismo de "querer resolver su interna a costillas del pueblo" y sostuvo que ese partido llegó al poder evidenciando "gestos de soberbia muy grandes".

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.