Bromas, algo de tensión y varios pases de factura

Rossi tuvo varios cruces con Solá y con Aguad
(0)
27 de diciembre de 2009  

"Estoy en minoría. ¡Son cinco contra uno!", se quejaba Agustín Rossi. Contaba del mismo lado a sus tres colegas opositores y a los dos periodistas de LA NACION. Con saco azul a pesar del calor, los brazos cruzados y la mirada hacia el piso, el titular del bloque de diputados del Frente para la Victoria comenzaba sin concesiones el debate sobre la actualidad y el futuro parlamentario.

No bien se sentó frente a él, el radical Oscar Aguad tampoco le dio tregua. "Salí a la calle. ¿Sabés lo que me dicen de ustedes en las estaciones de colectivo? Me preguntan cuándo se van. Eso es porque ustedes no aceptan que perdieron", le espetó el cordobés. "¿Y por qué no vas al conurbano a preguntar? Nosotros no perdimos", le contestó Rossi, sin amilanarse, antes de que se encendieran los grabadores.

Con la llegada tranquila y casi silenciosa de Adrián Pérez, y sobre todo, con la irrupción (tardía) de Felipe Solá, Rossi pudo relajarse. Tanto fue así que reaccionó con estentóreas risotadas cuando el ex gobernador de Buenos Aires lo acusó de "asustarnos con vetar todo" y le preguntó si "de verdad defendía" las cifras del Indec. "Las cifras están bien, ¿sos periodista ahora?", le dijo el santafecino a Solá. También le contestó al bonaerense cuando éste elogió las cifras de coparticipación que se daban en 1995. "Estás como [Arturo] Valenzuela, que defiende la década del noventa", dijo Rossi ya definitivamente cómodo.

Con tono apenas audible a la hora de responder, y con Rossi como destinatario principal de sus dardos, Solá protagonizó un verdadero show: quiso cambiar las reglas del debate, pareció aburrido cuando preguntó "cuándo hablamos de política" y hasta se quejó porque aún no tiene despacho en el Congreso.

En el fragor del debate, Solá acusó a Rossi de "halcón" por sus posturas de defensa del Gobierno.

"Sí, yo soy halcón, imaginate. Cumplo con mi trabajo", se rió Rossi.

"Lo que está claro es que sos un tipo muy tozudo", agregó Pérez.

"Agustín no es de los halcones. Pero tampoco es una palomita", agregó Aguad ante las risas generales.

Serio, acompañado por la también diputada radical Silvana Giúdici y sin dejar de mirar sus papeles con anotaciones, Aguad lo acusó de "esquemático" al peronista disidente cuando no le cedió la palabra.

Pero Solá estaba encendido, y cuando se habló de los presidenciables continuó con sus ocurrencias. "Yo creo que como viene la mano hay chances de que el oficialismo busque a Ricardo Fort", dijo Solá. "Nosotros no fuimos a bailar a Tinelli, fueron otros. Te veo más a vos con Ricardo Fort. O, mejor, a tu coequiper De Narváez; de vos tengo alguna duda", le contestó el santafecino.

Con la mirada puesta en 2011, Pérez, Solá y Aguad coincidieron. "El próximo presidente va a salir del Congreso", dijeron casi a coro. Rossi fue más cauto: "Puede ser Néstor, Cristina, algún gobernador", se atajó. Hacia el final, Aguad chicaneó a Solá y Rossi. "Nunca estuve tan cerca de la izquierda y la derecha del PJ", ironizó. "Gracias por considerarme la izquierda", bromeó Solá, mientras Rossi volvía a reírse con ganas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.