Buscan consensos para la propuesta que contempla modificaciones

Los impulsores asumen que el texto de Diputados no superará el filtro y trabajan en alternativas
Los impulsores asumen que el texto de Diputados no superará el filtro y trabajan en alternativas
Gustavo Ybarra
(0)
31 de julio de 2018  

Con la teoría de que el proyecto aprobado por Diputados no tiene posibilidades de superar el filtro del Senado, los sectores más realistas que defienden la interrupción voluntaria del embarazo comenzaron a trabajar ayer en la redacción de un texto que mantenga la legalización del aborto , pero con cambios, lo que permitiría reunir las voluntades necesarias para devolverlo a la Cámara baja en segunda revisión.

"Aceptar cambios es una necesidad imperiosa para salvar la ley", reconoció a LA NACION Miguel Pichetto , jefe del Bloque Justicialista y uno de los principales impulsores de la legalización en el Senado.

Con ese objetivo en la mira, el rionegrino mantuvo ayer una serie de contactos telefónicos con senadores de diferentes bloques para tratar de acordar los cambios que se le introducirán a la iniciativa. En simultáneo, también empezaron a tantear el terreno para tratar de convencer a varios senadores dudosos para que sumen su respaldo al nuevo texto cuando sea sometido a votación en el recinto, el próximo 8 de agosto.

En la mira están los peronistas Inés Blas (Catamarca) y Omar Perotti (Santa Fe), que figuran en la lista de senadores (8) que todavía no se pronunciaron sobre el aborto legal, seguro y gratuito. También se realizaron gestiones para que la neuquina Lucila Crexell (MPN) abandone la abstención que anunció hace ya dos semanas.

El primer resultado fue el pronunciamiento del neuquino Guillermo Pereyra (MPN) a favor de la legalización con cambios.

Además de Pichetto, trabajan en la redacción del nuevo texto y en la búsqueda de votos los cordobeses Carlos Caserio (PJ) y Ernesto Martínez (Cambiemos), autores junto a Laura Rodríguez Machado (Pro) de la denominada "opción Córdoba".

Se trata de una versión modificada de la legalización, que acepta algunos de los cambios rechazados en Diputados, como la objeción de conciencia institucional y la eliminación del castigo penal a los médicos que se nieguen o dilaten la relación de la práctica.

También se trabaja en la búsqueda de consenso con Eduardo Aguilar (PJ-Chaco), quien pretende incluir en el proyecto una aclaración que cierre el camino a cualquier lectura de la iniciativa que permita realizar un aborto después de la semana 24 de embarazo. "No hay nada regulado sobre el tema y es un hueco enorme que dejó Diputados", afirmó a LA NACION el senador.

Por último, también trabajan para rescatar la legalización de un eventual rechazo Luis Naidenoff (UCR-Formosa) y Humberto Schiavoni (Misiones), jefes del interbloque Cambiemos, y del bloque de Pro, quienes están encargados de sumar votos en el oficialismo a favor de las modificaciones.

Mientras tanto, el rechazo a la iniciativa se consolida. Si bien ya se sabía que votaba en contra, el expresidente Carlos Menem (PJ-La Rioja) desalentó, en una columna publicada hoy por LA NACION, los rumores que lo ubicaban ausentándose de la sesión del 8 de agosto.

Los números, por el momento, siguen cerrados, con 31 votos en contra, otros tantos a favor (incluyendo a los que piden cambios), una abstención y una posible ausencia. Sin embargo, la proyección de los 8 que aún no adelantaron posición favorecería a quienes se oponen a legalizar el aborto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.