Suscriptor digital

Buscan reactivar la Comisión Nacional de Inteligencia

El jefe de la SIDE quiere optimizar los recursos informativos; aval presidencial.
(0)
31 de marzo de 2000  

"Nuestros organismos de inteligencia no deben ser organizaciones secretas, sino organizaciones con secretos que velan por los intereses y derechos de la Argentina y de los argentinos en el interior y exterior del país."

La voz de Fernando de Santibañes, jefe de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), resonó ayer por la tarde en el Salón Norte de la Casa de Gobierno.

El presidente, Fernando de la Rúa, encabezó la reunión de la Central Nacional de Inteligencia (CNI), una vía que la gestión aliancista intentará reactivar para "optimizar los recursos informativos" con los que cuenta, con el fin de producir "inteligencia estratégica nacional", que, según el diccionario delarruista, es "producir conocimientos para colaborar en la toma de decisiones estratégicas del más alto nivel del Estado".

"Se tiene que acabar con la libanización de todo. Durante la gestión anterior, cada uno (en alusión a las fuerzas que hacen inteligencia) cuidaba su quintita y no compartía información", dijo a La Nación una fuente de la SIDE.

Uno de los hombres que integran el círculo de confianza del Presidente recordó ayer un episodio que sorprendió al Gobierno sólo una semana después de haber desembarcado en la Casa Rosada.

Los disturbios en Corrientes, que terminaron con la intervención federal del distrito, produjeron un "aluvión" de informes de inteligencia que provenían de distintas reparticiones, ninguno lo suficientemente completo.

Trabajo en equipo

De la Rúa y Santibañes no quieren que la historia se repita, y por ello el Señor Cinco (como llaman en la jerga política al jefe de los espías) propuso ayer a los presentes un "trabajo en equipo" para "compartir coordinadamente" la información, prometió "dar buen manejo a los datos" y pidió que se deje de lado la "competencia" entre las diversas partes.

El funcionario recurrió una vez más a su experiencia en el sector privado para explicar la situación. "Pasa también en las empresas; las áreas compiten entre ellas, pero siempre se trata de construir confianza", sostuvo.

Entre la numerosa concurrencia figuraban tres ministros: Adalberto Rodríguez Giavarini (Cancillería), Federico Storani (Interior) y Ricardo López Murphy (Defensa). José Luis Machinea (Economía) estuvo ausente con aviso.

También asistieron los jefes de las Fuerzas Armadas: Juan Carlos Mugnolo (Estado Mayor Conjunto), Ricardo Brinzoni (Ejército), Alvaro Vázquez (en representación del jefe de la Armada, Joaquín Stella) y Walter Barbero (Fuerza Aérea). Y los titulares de las fuerzas de seguridad: Rubén Santos (Policía Federal), José Beltritti (Prefectura) y Hugo Miranda (Gendarmería).

El encuentro se completó con el secretario de la SIDE, Santibañes, y su segundo, Darío Richarte; los secretarios de Hacienda, Mario Vicens, y de lucha contra el narcotráfico, Lorenzo Cortese; el viceministro del Interior, Carlos Becerra; el director general de Aduanas, Osmar de Virgilio; la senadora Beatriz Raiger (PJ-Córdoba), y el diputado Horacio Jaunarena (UCR-Buenos Aires).

En el temario que se analizó ayer figuraban como prioridades la lucha contra el contrabando, el narcotráfico y la corrupción en sus distintas formas.

El próximo encuentro de la CNI ya tiene fecha: será el próximo jueves, a las 16, en la SIDE.

Con esta iniciativa, el Gobierno pretende derrotar la coyuntura y proyectar su estrategia de inteligencia a mediano y largo plazo, por ello, sólo el tiempo dirá si los objetivos se cumplieron.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?