Bush, a un paso de Mar del Plata

"Existe un 99,9% de que venga", dijo el embajador de EE.UU.
(0)
25 de septiembre de 2005  

El embajador de los Estados Unidos, Lino Gutiérrez, dio casi por segura la presencia del presidente George W. Bush en la IV Cumbre de las Américas, al tiempo que elogió las medidas de seguridad que toman los organizadores del encuentro, que se celebrará en Mar del Plata el 4 y el 5 de noviembre próximo.

"Existe un 99,99 por ciento de posibilidades de que venga el presidente Bush", afirmó Gutiérrez en declaraciones que consignó ayer el diario La Capital, de Mar del Plata.

El diplomático fundamentó su optimismo en el hecho de que se están tomando "todas las medidas necesarias para una cumbre segura".

El de la seguridad es uno de los temas más importantes de la cumbre, ya que la ciudad balnearia albergará durante dos días a 34 jefes de Estado, un hecho inédito.

Gutiérrez visitó Mar del Plata hace pocos días y se llevó una buena impresión de la organización del encuentro, al punto que se manifestó "muy impresionado" y destacó que "los preparativos van muy bien".

Además, dijo que su gobierno está "muy satisfecho" y "con toda la confianza de que va a ser una cumbre exitosa".

"El gobierno argentino va a llevar a cabo una cumbre ejemplar", añadió el embajador norteamericano, quien insistió en señalar que se "están tomando todas las medidas necesarias para organizar una cumbre segura para todos los participantes".

Sobre la presencia de Bush en el encuentro, Gutiérrez reiteró su confianza de que "existe un 99,99 por ciento de posibilidades de que venga el presidente Bush".

Semanas atrás, en oportunidad del encuentro del Grupo de Revisión e Implementación de Cumbres que sesionó en Buenos Aires, el mismo Gutiérrez había utilizado otra expresión con la misma intención al señalar que "la visita de un presidente norteamericano nunca se puede confirmar ciento por ciento", una declaración que generó distintas interpretaciones.

Ahora, el diplomático intentó aventar las dudas generadas por los problemas que debe afrontar Bush como consecuencia de la devastación que dejó el paso del huracán Katrina.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?