Bush prometió "relaciones excelentes"

Le envío una carta a Rodríguez Saá
(0)
24 de diciembre de 2001  

El flamante presidente, Adolfo Rodríguez Saá, recibió ayer una carta de felicitación de su par de los Estados Unidos, George W. Bush, en la que éste le anunció que las relaciones bilaterales "seguirán siendo excelentes".

La misiva fue entregada a Rodríguez Saá en persona por el embajador norteamericano en el país, James Walsh, que, al salir ayer de Casa de Gobierno, informó que "la carta es para desearle al presidente de la Argentina todo el éxito del mundo en su gestión".

Asimismo, el diplomático explicó que "el presidente Bush le demuestra en la carta el deseo de que las relaciones sigan siendo las relaciones excelentes que hemos tenido en las últimas dos décadas".

El embajador norteamericano manifestó que en el breve mensaje escrito Bush "felicita al presidente por haber asumido" y que el objetivo de la comunicación fue "para asegurarle (a Rodríguez Saá) que las relaciones entre nuestros dos países van a seguir siendo excelentes".

Walsh, que ante la consulta de los periodistas apostados en la Casa Rosada declinó opinar más allá del texto de la misiva del mandatario norteamericano, destacó que "el señor presidente (Rodríguez Saá) tuvo la gentileza de recibirme".

Washington decidió concentrar en esta carta y en el brevísimo contacto de Walsh con la prensa argentina su reacción ante el recambio de autoridades. Es que en la capital norteamericana no hubo funcionarios a la vista. La inactividad oficial fue total no sólo por tratarse de un día domingo, sino, además, por la proximidad de la Navidad.

"Valioso aliado y amigo"

El texto completo de la misiva es el siguiente:

"Querido Presidente:

Le envío mis mejores deseos en su asunción como presidente de la Argentina. El pueblo americano y yo deseamos expresarle nuestros mejores deseos de que la Argentina pueda rápidamente superar sus actuales desafíos y disfrutar de un futuro más próspero.

"La Argentina es nuestro vecino, nuestro valioso aliado y amigo. Apreciamos las cálidas relaciones que nuestros dos países han mantenido durante muchos años, que se basan sobre los importantes intereses y valores que comparten nuestras naciones".

Agregó Bush que "tenemos grandes expectativas de que las excelentes relaciones entre nuestros países continúen, fundadas en nuestro mutuo respecto por la democracia, los derechos humanos y las oportunidades económicas para todos. Sinceramente, George W. Bush".

Para la Casa Blanca, la crisis argentina se mantiene como un asunto prioritario dentro de la agenda de política exterior norteamericana. El secretario de Estado, Colin Powell, había dicho hace unos días que Bush y sus asesores examinarían este fin de semana la evolución de los hechos en Buenos Aires, pero la única repercusión, finalmente, fue la carta presidencial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.