Cabral: "Hay que reformar el Consejo de la Magistratura"

El nuevo presidente del organismo dice que hay que darle más equilibrio
(0)
21 de diciembre de 2009  

En un momento de tensión extrema entre la Justicia y el Gobierno, el juez Luis María Cabral asumió la semana pasada la presidencia de un organismo clave: el Consejo de la Magistratura.

Llega a su nuevo cargo con una idea bien definida de hacia dónde pretende que avance el cuerpo. Sostiene que es necesaria una ley que reforme el Consejo para restablecer el equilibrio de fuerzas, para limitar el avance de los poderes políticos y para devolverle a la Corte Suprema la plena administración de los fondos del Poder Judicial. "La Justicia necesita manejar su dinero. Si está monitoreada para eso por otro poder, no es auténticamente independiente", afirma.

Cabral presidirá durante el próximo año un Consejo acusado de ser una herramienta de hostigamiento del Gobierno. El dice que efectivamente hubo funcionarios que pretendieron usar el Consejo para avanzar indebidamente contra jueces, pero advierte que ninguno de esos magistrados terminó destituido.

El nuevo presidente del cuerpo que elige y controla a los magistrados es miembro de un tribunal oral penal de la Capital Federal. Al igual que lo han hecho muchos de sus pares en los últimos días, denuncia que es "inaceptable" que el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, haya decidido que la policía no iba a respetar una orden judicial. "Cuando desde las más altas funciones del Estado se interpreta cómo deben actuar los jueces, se está al menos presionando. Frente a esto, lo importante es que los jueces estén dispuestos a defender su investidura y a resolver aun presionados, provengan las presiones de donde provengan", sostiene Cabral.

Sabe que asume su cargo en un momento delicado, no sólo por los cruces entre los jueces y el Gobierno, sino también por las sospechas de fraude que pesan sobre los procesos que lleva adelante el Consejo para cubrir vacantes en los tribunales, y anuncia que exhibir "transparencia en los concursos" va a ser una de sus prioridades.

Estilos

Cabral fue elegido con el apoyo de todos los bloques del Consejo, incluso el kirchnerismo, pese a que pertenece a una línea dentro del Poder Judicial que siempre denunció con dureza injerencias del Gobierno en los tribunales. Dentro de ese grupo, Cabral tiene un estilo más conciliador que muchos de sus pares.

-¿Comparte la denuncia de que el Consejo de la Magistratura es utilizado como una herramienta de presión contra los jueces?

-Creo que, más que el organismo en sí, han sido algunas manifestaciones de algún miembro o funcionario de los poderes políticos. El organismo como tal nunca ha imputado a un juez mal desempeño por el contenido de una sentencia.

-Pero el Consejo tuvo causas abiertas durante meses contra jueces acusados por el contenido de sus fallos ¿Eso no es una presión?

-Es cierto. Y algunas de esas denuncias han sido incluso impulsadas por el Poder Ejecutivo. Hay quienes pretendieron ejercer sus funciones en el Consejo presionando sobre jueces, pero es importante destacar que esas presiones nunca terminaron con una destitución.

-A tres años de la reforma del Consejo, ¿qué balance hace de la nueva ley?

-El nuevo diseño legal tiene muchas falencias. Creo que es preciso reformarlo. Hay que darle más equilibrio. Hoy hay predominio del sector político, que puede determinar la agenda, y esto es un inconveniente, se ejerza ese poder o no. Además, hay que incorporar a la Corte, sobre todo en lo que hace a la vida independiente, interna, administrativa y reglamentaria del Poder Judicial. Y es necesaria otra modificación: el Poder Judicial tiene que tener autarquía y autonomía financiera. Nadie puede ser independiente si no maneja su dinero. Si está monitoreado por otro poder, no es auténticamente independiente

-El Consejo y la Corte tienen una relación históricamente tirante por sus facultades, sobre todo en materia de administración. Usted tiene muy buena llegada con el máximo tribunal, ¿qué posición va a tomar?

-Voy a hacer todo lo posible por trabajar de manera coordinada. La relación no debe ser de subordinación, cada uno tiene sus funciones: la Corte es la cabeza del Poder Judicial y la ejecución presupuestaria está a cargo del Consejo. Trabajaremos mancomunadamente.

-El senador y consejero radical Ernesto Sanz dijo que confiaba en usted para que frenara los "avasallamientos del kirchnerismo".

-Espero frenar cualquier tipo de avasallamiento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.