Cambiemos define a su jefe en el Senado y reclama una mayor cuota de poder

Los senadores oficialistas pretenden aumentar el número de las comisiones que presiden
Gustavo Ybarra
(0)
30 de octubre de 2017  

Urgido por las necesidades legislativas de fin de año del Poder Ejecutivo, el oficialismo se prepara para reclamar una mayor cuota de poder en el Senado en sintonía con el fortalecimiento que a partir de diciembre próximo experimentará Cambiemos, que pasará a controlar un tercio (24 de 72 bancas) de la Cámara alta.

Sin embargo, antes tendrá que definir sus futuras autoridades. La Casa Rosada tanteó la posibilidad de poner un macrista al frente del interbloque, pero la respuesta no fue alentadora. El cargo le corresponde a la UCR, que seguirá siendo el sector mayoritario del oficialismo (13 de los 24 senadores). Aferrados a ese criterio, en la UCR ya hay dos anotados para presidir el interbloque: Luis Naidenoff (Formosa), que presidió el bloque radical durante el kirchnerismo, y Silvia Elías de Pérez (Tucumán).

El correntino Pedro Braillard Poccard, un aliado de Pro, quedó al frente del interbloque desde que Ángel Rozas (UCR-Chaco) dio un sorpresivo portazo y renunció al cargo, enojado por el supuesto "destrato" de la Casa Rosada.

La crisis fue superada sin mayores inconvenientes, en gran parte porque la conducción de Rozas nunca terminó de consolidarse. Rozas llegó a ese sitial avalado por un Gerardo Morales fortalecido por su victoria, hace dos años, de la gobernación de Jujuy. Ahora, el jujeño apoya a Elías de Pérez. Sin embargo, el desempeño de Rozas dejó malherido aquel poder de elección. En ese traspié político se amparan quienes impulsan la postulación de Naidenoff.

Presidencia provisional

El otro cargo importante que deberá definir el oficialismo es la presidencia provisional del Senado, un cargo clave: forma parte de la línea sucesoria presidencial.

Ese sitial lo ocupa, desde diciembre de 2015, Federico Pinedo (Pro-Capital), uno de los interlocutores privilegiados de las negociaciones con el jefe del PJ, Miguel Pichetto.

Por el momento, Mauricio Macri no dijo a quién elegirá para ocupar la presidencia provisional el año próximo. Pinedo manifestó su intención de continuar. "Yo quiero seguir", dijo a LA NACION para salir al cruce de los rumores que ubicaban a Humberto Schiavoni, presidente de Pro y electo senador por Misiones, como su sucesor.

La notable elección del domingo pasado (ganó 12 de las 24 bancas en disputa) le permitirá a Cambiemos reclamar una mayor participación en el poder de la Cámara alta.

Por eso, el oficialismo se prepara para exigir la presidencia de un número mayor de comisiones y una mejor representación en cada uno de esos cuerpos legislativos. En la actualidad, Cambiemos preside siete de las 27 comisiones permanentes, ninguna considerada clave. El oficialismo aspira a hacerse con la conducción de Presupuesto y Hacienda. También tiene en la mira Asuntos Constitucionales y su presidente, Marcelo Fuentes (Neuquén), un kirchnerista de paladar negro. "Esa comisión no puede seguir en manos de Fuentes, no la reunió una sola vez en todo el año", se quejó a LA NACION un senador de Cambiemos que no le perdona al neuquino su rol en el fracaso de la reforma política. Otra comisión atractiva en manos del PJ-FPV es Acuerdos, que dictamina los pliegos de jueces y fiscales. Sin embargo, en este caso no hay reproches para el desempeño de su presidente, el salteño Rodolfo Urtubey.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.