Los bienes del juez Canicoba Corral: "Parece que mi mujer no puede tener mejores ingresos que yo"

El juez presentó un descargo ante el Consejo de la Magistratura por las denuncias en su contra
El juez presentó un descargo ante el Consejo de la Magistratura por las denuncias en su contra Fuente: DyN - Crédito: EZEQUIEL PONTORIERO
(0)
3 de octubre de 2019  • 09:51

Mientras el Consejo de la Magistratura acumula denuncias por el crecimiento patrimonial del juez Rodolfo Canicoba Corral, el funcionario presentó la semana pasada un descargo formal en el que aseguró que buena parte de sus bienes y su nivel de vida son sustentados por los ingresos de su mujer, la abogada Viviana Tejada. Y agregó que no pagó ninguno de los 20 vuelos privados que tomó en los últimos años porque fueron a bordo de jets de empresarios "amigos de muchos años".

"Pareciera que mi cónyuge no pudiera haber tenido más ingresos económicos que el marido; su labor es menospreciada para hacerla aparecer como una mera acompañante de este magistrado, rayanos en una discriminación de género", escribió el juez en su presentación ante el Consejo de la Magistratura. Y agregó que las ganancias de Tejada son "probadamente superiores" a las suyas como juez.

Tejada fue empleada en el juzgado de Canicoba. Cuando dejó Comodoro Py, la abogada montó su propio estudio jurídico, que funciona en Talcahuano 1146 y tenía cinco empleados. La esposa del juez, que fue monotributista hasta 2005, estaba inscripta hasta el año pasado como trabajadora autónoma, de acuerdo a registros previsionales de la Anses.

Tras ser pareja de Canicoba Corral, LA NACION reveló que los bienes y los negocios de Tejada se multiplicaron en los últimos años. Compró el 80% de la casona en Vicente López donde vive la pareja (un valor aproximado de un millón de dólares) más un departamento en Palermo Chico a través de una sociedad que creó el abogado de su marido.

"Conforme la copia de la escritura, el inmueble [en Vicente López] fue adquirido en U$650.000 en el año 2010. Nada justificaría que una sociedad seria y de envergadura de la vendedora Caja de Seguros SA [propiedad de la familia Werthein] pudiera haber alterado la realidad económica de la operación", explicó Canicoba Corral ante el Consejo.

"En relación con el departamento del barrio de Palermo sólo puedo decir que el mismo es propiedad cuyo control actualmente posee la doctora Tejada y en cuya adquisición nada, absolutamente nada, tuvo que ver el suscripto", agregó.

Pero más allá de las propiedades, su mujer adquirió vehículos de lujo que habilitó (a través de cédulas azules) para que maneje Canicoba Corral. Tejada compró un Volvo C70 T5 descapotable modelo 2008 (segunda generación), importado de Bélgica y una camioneta Kia Carnival EX2.2 CDRI modelo 2017 valuada en unos US$50.000, según consta en distintas publicaciones especializadas.

Vuelos privados

Mientras el juez y su mujer se compraban una mansión en Vicente López, manejaban autos de lujo y viajaban unas seis veces por año al exterior, Canicoba Corral solía viajar en vuelos privados para pasar fines de semana en Uruguay en aviones de empresarios amigos, publicó LA NACION en febrero. Fueron 20 viajes en jets privados. Pero la investigación en el Consejo, a cargo del abogado Juan Pablo Más Vélez, prácticamente no ha tenido avances en los últimos diez meses.

"En ningún momento realicé una contratación de servicios comercial exclusivo por el cual hubiera abonado suma alguna de dinero. Los restantes en aeronaves de pequeño porte, a Uruguay o Chile, viajé con sus propietarios, todos amigos desde hace muchos años y ninguno de ellos con causas alguna en el juzgado a mi cargo", argumentó el juez ante el Consejo.

Canicoba Corral viajó en aviones privados de empresarios como Pablo Elías (investigado por corrupción), Cristiano Ratazzi y la familia Werthein, entre otros. Pero más allá de los jets privados, el juez viajó 76 veces al exterior en los últimos 15 años, la mayoría escapadas a Uruguay pero, por ejemplo, visitó unas 18 veces Estados Unidos.

Canicoba Corral explicó que voló a ese país para acompañar a su mujer, que en los últimos años incursionó en distintos negocios vinculados a los aeropuertos, en la Argentina y -aseguró el juez- también en aquel país: "Los viajes a Estados Unidos se trataron de viajes de negocio de mi esposa, a quien acompañé junto a mis hijos menores de edad, los cuales quedaron a mi cuidado mientras ella aplica para actividades comerciales en el aeropuerto de Miami".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.