Cortocircuitos. Capitanich cerró una semana difícil con una conferencia exprés