Carrió animó a todos en UNEN para apuntalar la candidatura de Solanas

El frente de centroizquierda relanzó su campaña en un acto que incluyó a los perdedores de las PASO; críticas a Santilli
Laura Serra
(0)
18 de septiembre de 2013  

El frente porteño UNEN relanzó ayer su campaña con el objetivo de apuntalar la candidatura a senador de Fernando "Pino" Solanas, quien por ahora marcha tercero en las encuestas. Por eso Elisa Carrió, candidata a diputada nacional por UNEN, embistió sin medias tintas contra el segundo candidato a senador nacional de Pro, Diego Santilli, al advertir que si éste resulta electo en octubre próximo, no sería un legislador opositor, sino que integraría el peronismo en el Senado.

"Yo les pido a quienes votaron a Rodolfo [Terragno], a Leandro [Illia] y a Alfonso [Prat-Gay] en las primarias que voten por nuestro frente de senadores. Porque puede ser que con Santilli haya un PJ más en el Senado", asestó Carrió.

Las encuestas coinciden en que la lista de candidatos a senadores de Pro figura primera en las preferencias de los votantes. En segundo lugar aparece el kirchnerista Daniel Filmus y, tercero, Solanas. De cristalizarse esta tendencia en las elecciones de octubre, el líder de Proyecto Sur quedaría fuera de carrera y UNEN sin representación en el Senado.

Pero sugestivamente Carrió, en lugar de embestir contra Filmus, el rival lógico de campaña, apuntó contra el macrista Santilli, bastante menos conocido en el electorado. No todos creen, en el seno de UNEN, que ésa sea la estrategia más eficaz para apuntalar a Solanas. Pero Carrió sostiene que es la mejor manera para atraer al electorado independiente y de centroderecha, confían en su entorno.

"«Pino» y Gabriela [Michetti, candidata a senadora de Pro] ya son senadores", aseveró, optimista. Y aclaró: "Ahora hay que elegir entre una joven economista y ex diputada brillante como Fernanda Reyes [segunda candidata a senadora de UNEN] o el que lidera mal la limpieza de la ciudad", asestó, en referencia a Santilli, secretario de Ambiente y Espacio Público del gobierno de Mauricio Macri.

Toda la puesta en escena del relanzamiento de la campaña de UNEN, desplegada en un hotel céntrico de esta Capital, estuvo destinada a exhibir unidad. Los dirigentes de la alianza de centroizquierda consideran que éste es el principal capital político de una fuerza que pretende preservarse después de octubre y con vistas a 2015. Por esa razón, fueron especialmente invitados ayer no sólo los ganadores de las primarias y los candidatos a senadores, diputados y legisladores porteños de la fuerza, sino también quienes perdieron en la interna: Terragno, Prat-Gay, los radicales Leandro Illia y Ricardo Gil Lavedra, y Humberto Tumini, de Libres del Sur. En este sentido es vital el rol como jefe de campaña de Roy Cortina.

"Esta lista tiene una gran legitimidad y vocación democrática. Somos el reflejo del pedido de unión de las manifestaciones populares, por eso los vecinos nos ven con una enorme simpatía", enfatizó Solanas.

Y agregó: "Nosotros queremos un espacio plural con debate interno y sin perder la identidad, porque somos distintos, pero no antagónicos. Nos une un enorme amor por la Argentina. Nuestro deber es contribuir sin soberbia y con modestia a construir puentes".

Entre los candidatos presentes figuraban, además, Gustavo Vera y María Eugenia Estenssoro, primeros candidatos a legisladores porteños, y los postulantes a la Cámara de Diputados Martín Lousteau, Alcira Argumedo, Fernando Sánchez y Carla Carrizo, entre otros.

Lousteau fue uno de los más aplaudidos. "¿Qué nos une? La vocación por construir con otros materiales, la honestidad y el respeto a la Constitución. Frente a las decisiones facilistas, tenemos el coraje para hacer un cambio positivo en pos de un cambio cultural", dijo.

"Muchos pensaban que esto estaba hilvanado y que no se iba a coser; hoy estamos todos porque nuestros candidatos son «Pino» y Lilita", exclamó, a su turno, Terragno.

"Hay que poner foco en 2015", exhortó, por su parte, Prat-Gay. Estenssoro coincidió. "Esto no está atado con alfileres; nuestro compromiso es 2015", sostuvo la senadora. Todos aplaudieron, menos Carrió; al parecer, todavía guarda algún resentimiento contra quienes fueron sus dirigentes dilectos.

A su turno Vera, el primer candidato a legislador porteño y jefe de la fundación La Alameda, embistió contra lo que llamó "la mafia del crimen organizado". "A esta mafia, el gobierno porteño no le quiere entrar", advirtió.

Todos aplaudieron y, al final, posaron juntos para la foto. Después se marcharon raudos del hotel, cada uno por su lado.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.