Carrió dijo que no hará acuerdos con Kirchner

"Ni intenten acercarse a nosotros", precisó
(0)
2 de mayo de 2003  

Elisa Carrió, la ex candidata presidencial por ARI, que quedó cuarta en las elecciones del último domingo, reforzó ayer su discurso para negar cualquier tipo de acuerdo con miras al ballottage del 18 próximo: advirtió directamente "al Gobierno y a (Néstor) Kirchner" que "ni intenten acercarse a nosotros".

Luego de una reunión de la junta nacional de ARI, donde no ahorró críticas hacia Kirchner, Carrió convocó a sus seguidores a "votar contra Carlos Menem", pero con la salvedad de que "somos un partido de oposición".

"Enfrentamos el continuismo que expresan Kirchner y (el presidente, Eduardo) Duhalde y no formamos parte de acuerdos de ninguna naturaleza", destacó la diputada, que en la primera vuelta electoral cosechó el 14,14 por ciento de los votos.

Por otra parte, Carrió no se inhibió a la hora de cuestionar seriamente al postulante apoyado por el Gobierno.

La legisladora dijo que el candidato del Frente para la Victoria tiene "muchas diferencias entre su discurso y su política". Y pronosticó que "Kirchner va a traicionar parte de su discurso".

Votar contra Menem

Junto a sus más estrechos colaboradores, Carrió dio a conocer un documento de su partido que lleva por título "Votar contra Menem".

La diputada convocó a "dejar atrás lo peor del pasado" y llamó a "emitir un voto positivo, porque el voto blanco es funcional al regreso del menemismo".

"Sin embargo, esto no significa apoyar la vieja política que representan Kirchner y Duhalde", reiteró una y otra vez.

Por esa razón, en un mensaje que pareció dirigido hacia adentro que hacia afuera de su partido -para evitar que algún dirigente realice conversaciones con el oficialismo que luego ella desautorizará-, Carrió adelantó que "desconoceremos cualquier intento de acercamiento".

Fue entonces que la legisladora fijó una postura clara que dirigió "al Gobierno y a Kirchner". Y señaló: "Ni intenten acercarse a nosotros, no somos ambiguos. Nos vamos a bancar esta decisión".

Estrategia

El último domingo a la noche, cuando la voluntad del electorado la dejó fuera del ballottage y lo ubicó en el cuarto puesto, Carrió comenzó a armar una estrategia para quedar al margen de toda negociación con miras a la segunda vuelta.

Mientras desde el Gobierno se admitía que podría haber intentos de conversar con los dirigentes de ARI para traccionar a los votantes de Carrió hacia Kirchner y el propio ex candidato a vicepresidente por ARI, Gustavo Gutiérrez, dejaba la puerta abierta para ello, la diputada insistía en que "hay que tener coherencia, no queremos a Menem, pero tampoco a Kirchner ni a Duhalde".

Con el correr de las horas, las aclaraciones de Carrió fueron subiendo de tono en los días siguientes y la diputada llegó a aclarar que "nuestro voto a Kirchner no significa que vamos a apoyar su gobierno. Nosotros somos oposición".

Sin abandonar su tono crítico, Carrió le reclamó al gobernador santacruceño "que diga la verdad sobre el financiamiento de su campaña y sobre su patrimonio", algo que, a su entender, Kirchner aún no hizo en la rendición de cuentas ante la justicia electoral.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.