Carrió le advirtió a Kirchner que la Argentina no es un feudo

(0)
16 de mayo de 2003  • 09:35

La líder del ARI, Elisa Carrió, advirtió esta mañana que existe "un gran riesgo", y es que el presidente electo, Néstor Kirchner, "se comporte como en Santa Cruz", y maneje al país como si fuera "un feudo".

Carrió criticó a Kirchner por sus conceptos en relación a los piqueteros, y afirmó que en Santa Cruz, una provincia de 200 mil habitantes, "según todos afirman", el aún gobernador "monopoliza la opinión, la decisión, la prensa".

Alertó, en diálogo con radio Mitre, que "si este es el comportamiento del nuevo presidente, se va a encontrar con enormes problemas, porque la Argentina no es un feudo".

Ayer, en el programa "Almorzando con Mirtha Legrand", el presidente electo sostuvo que hay sectores piqueteros "politizados" que utilizan la "angustia" que genera en "millones de argentinos" la crisis social, aunque reconoció que son "una fotografía de la Argentina".

Consultada sobre si cree que Kirchner logrará gobernabilidad y consenso político, Carrió advirtió que si bien "es un presidente débil" puede alcanzar "consenso político en el Parlamento", pero sólo "si manda buenas leyes".

"Si manda buenas leyes, va a haber consenso, pero si continúa las políticas de ajuste, no va a haber consenso", advirtió la diputada del ARI, quien no obstante, reiteró la disposición de su fuerza a colaborar con el presidente electo para que "pueda construir autoridad y legitimidad política".

La diputada señaló que Kirchner logrará instalar su "autoridad" con "buenas medidas", con "buenos ministros" y "un arco amplio de gente muy competente".

Sin embargo, sostuvo: "No veo nada nuevo" en los nombres que se mencionan como posibles ministros del futuro gobierno.

Carrió advirtió además al electo presidente que "lo peor que le puede pasar a la Argentina es un escenario de no cambio" y le aconsejó adoptar "medidas concretas en los próximos tres meses".

La legisladora relativizó la denuncia pública de Kirchner sobre un supuesto complot de las corporaciones para debilitarlo al afirmar que el entrecruce de declaraciones con hombres de negocios que cuestionaron su discurso el día de la renuncia de Menem "no debe preocupar a nadie".

"Ese es el intento de las corporaciones por condicionar al nuevo presidente" consideró Carrió, "tampoco creo que Kirchner sea un hombre ajeno a las corporaciones".

Por último, la líder del ARI cuestionó la forma en que algunos interpretaron la renuncia del ex presidente Carlos Menem al ballottage, al sostener que "en vez de entenderlo como un quiebre cultural", y "una derrota de la sociedad" contra el ex presidente, "se sobrevaloró el daño de Menem".

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.