Carrió: "Nunca más habrá retenciones"

El Acuerdo Cívico y Social prometió eliminar ese impuesto para trigo y maíz, y bajarlo para la soja
(0)
29 de mayo de 2009  

En la estancia Los Moros, a 170 kilómetros de la Capital, con la llanura pampeana de fondo, el Acuerdo Cívico y Social (ACyS) presentó a sus candidatos ruralistas y se comprometió a eliminar las retenciones al trigo, al maíz y a la carne, y reducirlas 10 puntos a la soja, entre otras medidas para el agro. Este compromiso, firmado por todos los postulantes, incluye la liberalización de las exportaciones de productos agrícolas.

"Voy a pelear hasta el final para que esta nación cuente con un impuesto extraordinario a las ganancias, pero no tenga nunca más retenciones", prometió la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, ante 400 productores agropecuarios, nuevos militantes del ACyS. A Carrió se la ve cómoda entre los ruralistas más combativos que no responden a ninguna de las cuatro entidades del sector. "Todos estos autoconvocados, estos chicos con boina, son lindísimos", se asombró. Boina, pañuelo al cuello y bombachas de campo le dan forma a la liturgia proselitista de este fenómeno emergente de la pelea por la resolución 125.

Para consolidar su posición en el interior bonaerense y en las provincias productivas, el ACyS busca abiertamente convertirse en el partido del campo: lleva a 14 ruralistas como candidatos a diputados nacionales y a otros 50 productores -con escasa o nula experiencia política- como postulantes a cargos legislativos provinciales o municipales. "Ustedes saben que amo el campo, que me crié ahí y es mi identidad", dijo Carrió.

Sin darle tregua al helado que coronó un generoso asado de campo, Carrió escuchó los breves discursos de los candidatos ruralistas a diputados Pedro Vignau (Bolívar), Hilma Ré (Victoria, Entre Ríos), Laura Fernández Cagnone (Chivilcoy) y Juan Casañas (Tucumán). Fueron notorias las ausencias de los principales postulantes provenientes del agro: los vicepresidentes de la Federación Agraria, Pablo Orsolini (Chaco) y Ulises Forte (La Pampa), y el de Confederaciones Rurales, Ricardo Buryaile (Formosa).

"Voy a hablar un rato yo hasta que Lilita termine su postre", bromeó Alfonso Prat-Gay, que tuvo una activa participación en el debate de ayer. El economista fue el encargado de moderar el espíritu liberal de los productores y recordarles que las retenciones a la soja financian buena parte del gasto social, recursos al que ningún Gobierno puede renunciar. "En soja va a pasar un tiempo hasta que gradualmente podamos eliminar las retenciones", se sinceró.

Entre el público se destacaban productores bonaerenses fácilmente reconocibles por su chaleco verde oscuro con el logo de la poderosa Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap). En esa entidad, sin embargo, la mayor parte de los ruralistas-candidatos se los llevó Unión-Pro. "Hay algún confundido en la provincia, pero ya se le va a pasar", azuzó Carrió a ese sector.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.