Carrió y López Murphy coincidieron en que la devaluación fue desprolija

(0)
23 de abril de 2004  • 13:45

La titular del ARI, Elisa Carrió, y el líder de Recrear, Ricardo López Murphy, dos de los principales referentes de la oposición al Gobierno se expresaron sobre las críticas del presidente Néstor Kirchner a su antecesor Eduardo Duhalde.

Carrió advirtió que la pelea verbal entre el Presidente y Duhalde "es por un problema de sobrevivencia" en el régimen político que caracterizó a los últimos años, y atribuyó la defensa que el bonaerense hizo de Carlos Menem a que "se mira" en su mismo "espejo" y advierte que "su patrimonio podría ser investigado" por enriquecimiento ilícito.

No obstante, Carrió coincidió con Kirchner en que la devaluación aplicada a principios de 2001 por Duhalde cuando era presidente, "no fue ordenada", dijo que "fue absolutamente irreflexiva", "pautada por determinados grupos devaluacionistas de la Argentina" y que "empobreció largamente" al país.

La ex diputada del ARI advirtió en declaraciones a radio Mitre, que "esto lo sabía Kirchner cuando hizo la alianza con Duhalde, lo que no puede hacer el Presidente ahora, es decir que desconocía lo que hizo su antecesor. El problema es el pacto con el diablo", ironizó.

La ex legisladora definió la situación del jefe del Estado de la siguiente manera: "Kirchner hizo una opción política que es aliarse con Duhalde para llegar al poder, lo eligió de socio, construyó poder así, y ahora viene la pelea final" en el justicialismo".

Se acabó el tiempo feliz

En tanto, el líder de Recrear, Ricardo López Murphy, aseguró que "el tiempo feliz de la coalición de gobierno se terminó".

Para el economista, tras los choques verbales entre los dos hombres fuertes de la política nacional, ese tándem "hoy muestra fisuras y diferencias".

En ese choque, López Murphy se asoción a la postura del jefe del Estado, que había señalado que la devaluación ordenada por Duhalde se hizo en forma "poco prolija".

"Yo comparto la idea de que la pesificación asimétrica y la manera en que se declaró el default fue lamentable", afirmó el ex ministro de Economía de la Alianza.

Al respecto, indicó a FM Hit que "se debió hacer otra cosa desde hace mucho tiempo atrás", y subrayó que "el problema del endeudamiento era muy notorio, uno podría buscar un mecanismo como el que se utilizó en Brasil y en México, y no éste que nos dejó con una deuda pública terrible".

A su criterio, "el tiempo feliz de la coalición del gobierno terminó, hoy muestra estas fisuras y diferencias, ahora vamos a una cosa mas realista".

Fuente: DyN

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.