Carrió y sus aliados se dividen las tareas en la provincia

Ayer dijo en Olavarría que Kirchner es como "un jugador de póquer adicto que se juega todo"
Laura Capriata
(0)
31 de mayo de 2009  

Elisa Carrió redobló ayer sus críticas al Gobierno y dijo que Néstor Kirchner "pone en juego la institucionalidad del país y la provincia como un jugador adicto que se juega todas las cartas" por ir a todo o nada.

"Como un jugador de póquer, dice «si pierdo el partido me voy»", siguió Carrió, que le pidió al ex presidente que no adoptara una posición "apocalíptica" y vaticinó que su espacio será el "gran beneficiario de la elección" porque aumentará la cantidad de bancas en el Congreso.

Carrió hizo sus críticas en Olavarría, paradójicamente la ciudad precursora del radicalismo K, donde su intendente, José Eseverri, tendrá una doble candidatura testimonial como muestra de su respaldo al Gobierno.

En su gira bonaerense, Carrió estuvo acompañada por los dos primeros candidatos de la lista del Acuerdo Cívico y Social en la provincia, Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín, que se dividieron las localidades por recorrer para poder cubrir toda la sección electoral y, también, por conveniencia política.

Así, después del acto del viernes en el Club Olimpo de Bahía Blanca, Carrió se salió de agenda y se fue a Carhué con un grupo de productores autoconvocados que la fueron a buscar, mientras Stolbizer visitó a su gente en Ayacucho. Las dos se juntaron en Olavarría, pero como allí la UCR va con listas propias, Alfonsín decidió visitar Lobería, y las alcanzó por la noche en Tandil, última escala del viaje.

A esa hora la más contenta era Carrió: había vuelto con una bolsa de exquisitos salamines que le regalaron los productores de Carhué, contaron a LA NACION sus voceros.

En su paso por el interior provincial, donde el Acuerdo Cívico y Social tiene su mayor fortaleza, los candidatos mostraron sus propuestas para el campo (llevan a 100 productores en sus listas de todo el país) y aprovecharon para pegarles a sus dos rivales del peronismo.

"Ya se llevaron el petróleo en los 90 y en el 2000 el mercado eléctrico para sus amigos, después se llevaron la producción del campo para sus amigos y ahora consienten la violación de Venezuela, pero a ellos lo único que les interesa es mantener a los pobres en la pobreza para manejarles el voto y poder mantenerse en el poder", le apuntó Carrió al Gobierno.

Sobre los peronistas disidentes de Unión Pro, su aliada Stolbizer opinó que [Francisco] "De Narváez quiere esconder a sus candidatos y los trata como fantasmas para no asustar a la gente". Igual, reconoció que hay una buena instalación de De Narváez en la provincia, pero pidió imaginarse "qué haría sin plata" y aseguró que el panradicalismo ganará cómodamente el interior provincial.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.