Carta abierta del campo a los argentinos