Casaretto criticó a la dirigencia política

La pobreza se generalizó, dijo
(0)
22 de agosto de 2000  

El titular de Caritas, monseñor Jorge Casaretto, lamentó ayer que la dirigencia política no convirtiera el combate contra la pobreza en una prioridad.

"La dirigencia argentina, entre la que me incluyo, no termina de estar a la altura de la gravedad que la pobreza tiene en este momento", lamentó.

"Nos encontramos frente a esta novedad de la pobreza, que se ha generalizado a tal punto que estamos en una tercera parte de la población en esa situación. De una pobreza de esta magnitud no se sale si toda la sociedad no se convence y no se la toma como una real prioridad en la Argentina", sostuvo monseñor Casaretto en declaraciones a Canal 7.

El obispo de San Isidro confesó luego que desde que asumió la titularidad de Caritas tiene "mucho más trabajo que el que pensaba", debido al incremento constante de la pobreza y la desocupación.

Sin embargo, aseguró tener depositadas sus esperanzas en los más jóvenes, a quienes definió como "una avanzada de lo que el mundo está reclamando". Y destacó la presencia de los dos millones de jóvenes que anteayer asistieron a Roma, para ver de cerca al Papa, en el cierre de las jornadas del Jubileo para la juventud.

"Juan Pablo II es un signo de lo que los jóvenes están buscando, porque tiene una proyección social muy grande", concluyó.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?