Caso armas: pidieron la detención de Cavallo

Embestida contra el ex ministro
(0)
22 de diciembre de 2001  

No bien Domingo Cavallo dejó de ser ministro de Economía, la Justicia decidió ir por él. Algo similar había pasado cuando, en julio de 1996, abandonó el gobierno de Carlos Menem.

La fiscal en lo penal económico Alicia Sustaita reclamó ayer la detención y el procesamiento de Cavallo por contrabando de armas en una causa en la que ella misma consintió (al no apelar) la falta de mérito que dictó el juez Julio Speroni, el 12 de septiembre.

En su pedido, que el magistrado podría conceder o rechazar, la propia fiscal admitió que hasta ahora no había solicitado la medida por el cargo que detentaba el ex superministro, dijeron a LA NACION dos fuentes que leyeron la presentación.

Como si el fracaso de su plan económico tuviera directa relación con la responsabilidad penal, jueces y fiscales federales desempolvaron algunas causas y decidieron darles nuevo impulso en los últimos dos días.

El fiscal Miguel Angel Osorio reclamó ayer al juez federal Norberto Oyarbide que indague a Cavallo por haber ordenado a los bancos no acatar las resoluciones judiciales que dispusieran el retiro irrestricto de efectivo. Oyarbide instruye varias denuncias contra funcionarios del gobierno de Fernando de la Rúa por las últimas medidas económicas que iniciaron legisladores y abogados.

Speroni, que tras una disputa de competencia quedó a cargo de todas las causas por la venta de armas a Croacia y a Ecuador, resolvió a primera hora de anteayer impedir a Cavallo salir del país. Y unas horas más tarde, los jueces federales Jorge Ballestero y Rodolfo Canicoba Corral tomaron la misma medida en otras tres causas, en las que ayer se presentó por primera vez el defensor de Cavallo, Eduardo Oderigo.

Los magistrados frustraron los planes de Cavallo, que pretendía viajar con su familia a los Estados Unidos. Ayer a la mañana su ex colaborador y amigo, Alfredo Castañón, aseguró que Cavallo "se encuentra en el país". A la noche, su vocero, Lisandro Varela, lo ratificó: "Nunca pensó dejar el país. Está en un lugar del interior donde pasará las Fiestas con su familia".

Ballestero tomó la decisión que restringe la libertad de Cavallo a pedido de los fiscales Eduardo Freiler y Federico Delgado en la causa en la que se investiga el megacanje de bonos de la deuda pública,y a pedido del fiscal Edgardo Di Masi en el expediente en el que analiza la legalidad de la resolución que indicó a los bancos que no debían cumplir las resoluciones judiciales contrarias al decreto que restringió la extracción de efectivo. Hasta el momento, en ninguna de las dos investigaciones Cavallo fue convocado a prestar declaración como imputado.

También Canicoba Corral

Canicoba Corral también lo hizo a pedido de Freiler y Delgado, que el 30 de octubre último solicitaron la indagatoria del ex ministro por malversación de caudales en una causa iniciada en 1995 por el otorgamiento de fondos reservados a la Secretaría de Lucha contra el Narcotráfico.

El mismo juez condenó a Cavallo a cuatro meses de prisión en suspenso, en 1997, por haber injuriado al abogado y ex funcionario de la Aduana Alberto Kolon. Pero en enero de este año, la Cámara de Casación Penal sobreseyó al entonces ministro con el argumento de que la Corte Suprema de Justicia dejó prescribir la causa.

La jueza federal María Servini de Cubría, que ayer le prohibió a De la Rúa salir del país, también procesó e intentó someter a juicio oral a Cavallo en una causa por injurias que inició Augusto Belluscio. El ministro de la Corte se sintió afectado porque en 1993 el entonces ministro lo acusó de "corrupto y ladrón". A comienzos de este año Cavallo se retractó y el caso se cerró.

También se archivó este año la causa por calumnias que le había iniciado en 1995 Alfredo Yabrán, enemigo público de Cavallo. En agosto último, el ministro y los hijos del empresario postal fallecido llegaron a un acuerdo extrajudicial. El admitió que no tiene pruebas para sostener que "Yabrán era el jefe de una mafia enquistada en el poder" y ellos desistieron de la querella y de la demanda en la que reclamaban una indemnización de 125 millones de dólares.

La conflictiva relación de Cavallo con la Justicia no es nueva. Aunque el ex ministro no tiene ninguna condena llegó a enfrentar 52 querellas por calumnias e injurias y fue vinculado con las principales causas de corrupción. En los últimos cinco años, recusó sistemáticamente a cinco jueces federales y a otros tantos del fuero en lo penal económico a los que acusó de responder al menemismo y querer encarcelarlo para sacarlo de la política argentina. ¿Pensará lo mismo ahora?

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.