Caso Ciccone: la Justicia confirmó la validez de la investigación contra Amado Boudou

El máximo tribunal penal del país convalidó el rechazo a las nulidades planteadas por la defensa de Vandenbroele; críticas a Boudou por sus prácticas "dilatorias"
Hugo Alconada Mon
(0)
1 de noviembre de 2013  • 15:56

Por tres votos contra cero, la Cámara Nacional de Casación Penal confirmó hoy la validez de la investigación abierta contra el vicepresidente Amado Boudou , su socio José María Núñez Carmona y su presunto testaferro, Alejandro Vandenbroele.

La decisión del máximo tribunal penal del país incluyó, además, duras críticas ante lo que calificó como prácticas "dilatorias" de la defensa para, de ese modo, retrasar el avance de la pesquisa.

Los camaristas Gustavo Hornos, Juan Carlos Gemignani y Mariano Borinsky rechazaron así el pedido para que se declarar nulo el testimonio de la esposa de Vandenbroele, Laura Muñoz, como así también el allanamiento de la vivienda matrimonial en Mendoza, donde se secuestró material –incluidas computadoras– que aún no se peritó.

Gemignani dio otro paso. Tras recordar las amenazas sufridas por Muñoz durante los últimos años, reclamó que se le otorgue la máxima protección posible a ella y a sus hijos, ante los riesgos que afronta tras declarar sobre "un grupo que, en consideración del cargo público ostentado por uno de sus integrantes [en alusión a Boudou], podía razonablemente asignársele una capacidad operativa [para lastimarla] de significativa trascendencia".

De esta manera, quedaron validadas todas las pruebas del caso de la ex imprenta Ciccone. En dicha causa, el presidente en ejercicio del Ejecutivo está siendo investigado por negociaciones incompatibles con la función pública y por enriquecimiento ilícito.

Vinculaciones

Boudou y Vandenbroele niegan todo vínculo; no obstante, las expensas y el servicio de TV por cable del departamento de Puerto Madero del vicepresidente -allanado por la Justicia- los pagaba Vandenbroele. Según explicó, Boudou alquiló ese piso al abogado Caroso Donatiello, que vive y trabaja en España, quien se lo facilitó a Vandenbroele. Por lo pronto, el juez Lijo mandó a interrogar a Donatiello a España para que aporte el contrato de alquiler con Boudou, nunca presentado.

El juez federal Ariel Lijo, por otro lado, investiga a Boudou, sus padres, hermanos y a su novia, Agustina Kämpfer, por enriquecimiento ilícito. La diputada y candidata Graciela Ocaña y el diputado Manuel Garrido denunciaron inconsistencias entre la declaración de bienes de Boudou presentada en la Oficina Anticorrupción y las declaraciones fiscales del vicepresidente presentadas en la AFIP.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.