Castells dijo que le ofrecieron dinero para provocar disturbios el 20 de diciembre

El líder de los desocupados sostuvo que "personas del menemismo" le hicieron ofertas para que arme "barullos" en las protestas sociales programadas para ese día; por su parte, Alberto Kohan lo desmintió y calificó como una locura a la acusación
(0)
28 de noviembre de 2002  • 08:27

El líder del Movimiento de Desocupados y de Jubilados Independientes, Raúl Castells, denunció esta mañana que en "dos oportunidades", personas "del menemismo" les hicieron ofertas de dinero para que "se armen los barullos más considerables" en las protestas sociales programadas para los próximos 19 y 20 de diciembre, en conmemoración del derrumbe del gobierno de Fernando de la Rúa.

Castells precisó, en declaraciones radiales, que esas personas hicieron esos ofrecimientos a piqueteros "durante un corte que estaban haciendo en la ruta 2, en Florencio Varela, y en una reunión de 70 consejeros" de su agrupación realizada en un lugar del "sur del conurbano".

El dirigente reveló, además, que "sectores opuestos ideológicamente" al menemismo también hicieron ofertas similares, pero no los identificó.

"Hay muchos sectores interesados en que esto termine en una guerra civil, en un desastre", alertó Castells, quien consideró que "no puede ser que los comerciantes ya estén viviendo con el corazón en la boca, pensando que esos días los van a saquear".

Desmienten las acusaciones

En declaraciones a la misma emisora, Alberto Kohan, colaborador del ex presidente Carlos Menem, calificó como "una locura" a la denuncia del líder piquetero.

El ex secretario general de la Presidencia, pidió que "den los nombres" de los presuntos menemistas involucrados en la supuesta operación, pero desacreditó indirectamente las afirmaciones de Castells al señalar : "Yo no tengo respeto por la gente que dice ésto: si hay sectores que impulsan la violencia, entre ellos no hay ningún representante del menemismo, sino los veo por televisión", apuntó.

Fuente: DyN

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.