Castells y Blumberg reclamaron juntos seguridad