Menem respaldó a Fernández. Cavallo logró aglutinar al Gobierno