Cavallo: no ahogarse en un vaso de agua

Pidió que la Alianza apoye a Machinea.
(0)
25 de octubre de 2000  

Domingo Cavallo emitió ayer un mensaje de fuerte contenido político y con propuestas económicas. En el aniversario del triunfo electoral de la Alianza, criticó al Gobierno por la falta de unidad y reclamó más apoyo para la gestión económica, además de advertir que "no hay riesgo de devaluación".

"La crisis económica tiene solución; nos estamos ahogando en un vaso de agua como consecuencia de una confusión de ideas que tiene el Gobierno." Así, y queriendo poner en evidencia que tiene la fórmula para salir de la recesión, el diputado y líder de Acción por la República inició anoche, ante medio millar de invitados, su discurso para salir de la crisis.

Un día después de haberse entrevistado con el ministro de Economía, José Luis Machinea, el ex titular del Palacio de Hacienda durante la gestión menemista imploró, casi, que el presidente De la Rúa y el ex vicepresidente y titular del Frepaso, Carlos Alvarez, acompañen a Machinea en su gestión para que tenga el "coraje" de instrumentar medidas bastante más profundas que las anunciadas anteayer.

"Nadie va a resolver el problema económico de la Argentina si no hay un gran apoyo político. Lo determinante aquí no es quién es el ministro, si Machinea o Cavallo, la clave está en el respaldo que deben brindar en conjunto De la Rúa, Chacho Alvarez y los partidos de la Alianza", dijo.

Respecto de la devaluación, Cavallo dijo que la situación de la Argentina no era la de Brasil en 1998 y que "es perfectamente posible" salir de la crisis sin cambiar el sistema monetario.

Frente a los empresarios y todo su bloque de diputados, que se acomodaron en el amplio salón Río de la Plata del hotel Hilton, en Puerto Madero, el economista que puso en marcha el plan de convertibilidad en abril de 1991 enumeró algunas de las propuestas que, a su juicio, el Gobierno debería instrumentar. El menú, de 500 pesos, incluyó, además del discurso de Cavallo y el de Rosendo Fraga, carne con verduras y vinos tinto y blanco.

Según Cavallo, es necesario simplificar el sistema impositivo y eliminar los impuestos distorsivos que ahuyentan a los inversores, aunque dijo que hay que hacerlo de manera gradual para no agravar el sistema fiscal.

En ese sentido, propuso la concesión para la cobranza impositiva a una sociedad anónima a cambio del dos por ciento de lo que recaude. Consideró que, de esta manera, se aumentaría la capacidad de recaudación y que la venta de las acciones de esa empresa serviría para financiar las cuentas públicas. Además, propuso dar en concesión las obras de infraestructura necesarias en el país. De esa forma, aseguró, movilizaría "capitales y capacidad de gestión".

A su juicio, es momento de que la Argentina deje de ofrecer bonos y títulos de la deuda y pase a vender acciones de empresas. "El país debe salir al mercado internacional a encontrar socios e inversores, no a buscar prestamistas o acreedores", disparó.

También señaló que para alentar la inversión y las exportaciones no basta con bajar el cuatro por ciento el costo del capital (una de las medidas anunciadas por Machinea), sino que esa reducción debe rondar el 20 y el 30 por ciento. "Debemos recuperar la competitividad y eso se logra volviendo a cero el arancel de importación, como hice durante mi gestión", explicó.

Desde el estrado, Cavallo no se privó de hacer un repaso de las medidas tomadas durante los cuatro años y medio en los que estuvo al frente del Palacio de Hacienda. Es más: hasta se encargó de dejar en claro que él tuvo que soportar crisis más severas que la que hoy atraviesa su "amigo" (como él lo llama) José Luis Machinea.

A su entender, la década de los años 90 se dividió en dos etapas: la exitosa, explicó, es la que comprende su gestión en Economía, y la "desperdiciada" es la que abarca los años posteriores a su partida del ministerio.

"En la campaña presidencial, los señores de la Alianza no se dieron cuenta de que se había agotado el ímpetu expansivo", acusó Cavallo en uno de los tramos más fuertes de su discurso. El ex candidato presidencial dijo que ese error de cálculo es el que motivó que el Gobierno asumiera sin planes y sin equipos.

"Como De la Rúa no diagnosticó bien, le dio continuidad a las políticas del último tramo del gobierno de Menem", consideró.

Dos horas antes de llegar a la cena, Cavallo grabó su participación en la emisión que anoche Azul Televisión emitió del programa "Hora clave", que conduce Mariano Grondona.

Allí dijo lo que más tarde repetiría en el encuentro en el Hilton: "El rumbo es el correcto, pero Machinea se tiene que animar a tomar medidas más audaces, mucho más profundas. Tiene que desplegar coraje, pero cualquier ministro de Economía para desplegar coraje, para luchar contra grandes dificultades, necesita mucho apoyo", repitió hasta el cansancio.

En la TV, Cavallo no tuvo reparo en admitir que el lunes último, durante su encuentro con Machinea, "le aporté algunas ideas que podrán cambiar de inmediato la imagen de la Argentina en el exterior".

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.