Cavallo reclama bajar el gasto político

Condicionó que se mantenga el nivel de haberes del sector público a una poda de las erogaciones superfluas de todo el Estado
(0)
17 de diciembre de 2001  

Unas ojeras pronunciadas marcaban el rostro de Domingo Cavallo en las últimas horas de un domingo de importantes definiciones. Acababa de firmar las planillas del presupuesto 2002, que enviará hoy al Congreso, donde el ministro deberá pasar la prueba más difícil desde que volvió a manejar la economía del país.

Lejos de exhibir preocupación por la disputa que se avecina por la aprobación de un instrumento vital para el Gobierno en un Parlamento dominado por la oposición, Cavallo se mostró confiado en que obtendrá el apoyo del PJ y deslizó una advertencia: "Hay que terminar con el costo excesivo de la política y con el despilfarro que aún subsiste en el nivel nacional y en las provincias, para evitar nuevos recortes de sueldos y haberes".

En ese concepto de despilfarro incluye los "viejos vicios" de los diputados y de los senadores, algunos "privilegios" que quedan en el Poder Judicial y los gastos innecesarios del Poder Ejecutivo y de las provincias.

"No está prevista ninguna modificación en el pago de los aguinaldos. En algunos casos se comenzará a pagar entre Navidad y Año Nuevo, y el resto se hará según el cronograma habitual -indicó Cavallo-. Para el año próximo tampoco se prevén novedades, pero estará sujeto a la recaudación y a que se cumpla con la poda que impulsamos del gasto innecesario."

Cavallo puso especial énfasis en la exhortación a bajar el costo de la política durante una entrevista que concedió anoche a LA NACION, en su despacho del Palacio de Hacienda. Allí desmintió la posibilidad de una devaluación del peso y de una dolarización forzosa y confirmó que en los próximos días se podrían flexibilizar las restricciones bancarias, de modo que se puedan extraer 500 pesos más de todas las cuentas, en forma excepcional, por las fiestas.

Según los datos que mostró Cavallo, el proyecto de ley de presupuesto que ingresará hoy en la Cámara de Diputados prevé un total de gastos de 41.000 millones de pesos, lo que significa una reducción de 8000 millones respecto de lo ejecutado este año.

-¿De dónde saldrá ese ajuste?

-Nuestro proyecto es claro y simple. Proponemos un ahorro de 8000 millones de pesos sobre la base de dos componentes: 5000 millones se obtendrán por la reducción de intereses de la deuda pública producto del canje. Sólo con la parte local, que se cumplió exitosamente, conseguiremos 3500 millones extras, y en enero y febrero concretaremos la operación con los acreedores externos. Los otros 3000 millones son la anualización de los recortes que hicimos a mediados de este año, con la ley de déficit cero.

-¿Hay algún tipo de acuerdo con el PJ para que lo apruebe?

-Nos manifestaron que tienen intención de tratar el presupuesto, como siempre hizo el Congreso. Es la señal que necesitamos para anunciar el tramo internacional del canje de la deuda pública. Sería importante tener un presupuesto antes de que termine el año.

-El recorte del 13 por ciento en el sector público, ¿se mantendrá así o podrá ampliarse?

-Nosotros planificamos un presupuesto para cumplir con el déficit cero, financiable con la recaudación. Pero para que esto se mantenga hay que redoblar los esfuerzos para terminar de eliminar todos los costos excesivos de la política, de la burocracia; los despilfarros que aún quedan. Ese es un imperativo que enfrentamos en el orden nacional y provincial; es algo que la gente reclama a gritos.

-Por los resultados obtenidos hasta ahora, no parece fácil en la Argentina bajar el gasto político.

-Esa no es una tarea que pueda hacer una sola persona. Lo va a hacer el Congreso, en su ámbito, y creo que la nueva conducción de senadores como de diputados ha manifestado que va a eliminar viejos vicios. También lo tiene que hacer la Justicia, los ministros y los gobernadores. La eliminación del despilfarro es una responsabilidad de toda la dirigencia.

-¿No es contradictorio decir eso cuando el Ejecutivo sumó ministerios, algunos de los cuales no tienen bien definida sus funciones?

-El costo excesivo de la política no es por el número de ministerios, está reflejado en los "ñoquis", en los contratados con sueldos muy elevados, en los gastos de algunas organizaciones donde se acumula personal que es innecesario; está en la burocracia excesiva. Todo eso hay que eliminarlo.

-Estas semanas se habló mucho del aguinaldo, ¿puede afirmar con certeza que no va a ser suprimido o pagado en cuotas?

-Este año no habrá ningún cambio. Se decidió no introducir modificaciones a una institución que tiene 40 años de vida, que siempre se respetó y que se va a seguir respetando.

-¿La caída en la recaudación no podría derivar en un mayor recorte en el sector público?

-En el segundo semestre de este año cayó muchísimo la recaudación. Vamos a redoblar los esfuerzos para que se recupere en 2002. Lo que hay que entender es que recortes que se dispusieron por la ley de déficit cero no son permanentes ni fijos. Son extraordinarios y variables, dependiendo de los números de cada trimestre o semestre. Mejor sería poder definirlos sobre bases anuales, pero lamentablemente, como la recaudación fluctuó tanto, tendremos que esperar a ver qué ocurre en los primeros meses del año próximo antes de tomar una decisión para todo el año 2002.

Cavallo dixit

Dolarización: "Quienes están hablando de dolarización pierden alevosamente el tiempo".

Aguinaldo: "Para este año no habrá ningún cambio. Se decidió no introducir modificaciones en una institución que tiene 40 años y que siempre se respetó. Para el año que viene tampoco se prevén novedades, pero eso estará sujeto a la recaudación y a que se cumpla con la poda del gasto innecesario".

Reforma política: "Hay que terminar con los despilfarros que aún subsisten en el nivel nacional y en las provincias. Es una responsabilidad de toda la dirigencia".

El 13 por ciento: "Como la recaudación ha estado fluctuando tanto, tendremos que esperar a ver qué ocurre en los primeros meses de 2002 antes de tomar una decisión que pueda mantenerse todo el año".

Bancos: "No estoy conforme con la atención que le están brindando a la gente".

Siga todas las repercusiones de las nuevas medidas económicas a través de la Cobertura especial de LA NACION LINE.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.